El ajuste adicional que pide la UE recaerá sobre la Administración central

Hacienda estudia eliminar deducciones para reducir el déficit

Cristóbal Montoro descarta subidas de impuestos "que sean injustas" aunque admite que el Ejecutivo recurrirá a "herramientas fiscales" para cumplir el nuevo objetivo de déficit propuesto por la UE. Hacienda baraja eliminar deduciones y beneficios tributarios.

El Gobierno de Mariano Rajoy acatará el nuevo objetivo de déficit para este año del 5,3% que exige la UE frente al 5,8% que anunció a principios de mes. Ello supone un ajuste adicional de algo más de 5.000 millones de euros, un esfuerzo que Montoro asegura que asumirá la Administración central, cuyo umbral máximo de déficit será del 3,5% en lugar del 4% previsto. El ajuste exigido a las comunidades autónomas, ayuntamientos y Seguridad Social no varía.

Montoro ha descartado subidas de impuestos "que sean injustas", un coletilla que supone un cambio notable del discurso mantenido hasta ahora. "Sí, utilizaremos herramientas fiscales", ha incidido el ministro de Hacienda que no especificó qué cambios tributarios barajan para cumplir el objetivo de estabilidad. Hay muchas formas de subir la presión fiscal sin elevar los tipos impositivos. Hacienda tiene encima de su mesa propuestas para reducir incentivos y deducciones fiscales en el impuesto sobre sociedades o en el IRPF.

Por otra parte, ha reconocido que los Presupuestos para este año que se presentarán a finales de este mes contemplarán un mayor recorte presupuestario. El techo de gasto aprobado en el Consejo de Ministros y que se ha debatido esta tarde en el Congreso contempla una reducción del 4,7% hasta los 118.565 millones. Este escenario presupuestario, que todavía no se ha aprobado, ya ha quedado desfasado después de que la UE exigiera un ajuste adicional de 5.000 millones.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, descartó una subida del IVA este año, cuyo tipo del 18% se sitúa por debajo de la media europea. Tanto Bruselas como el FMI han recomendado a España adoptar esta medida para sanear sus cuentas, una opinión que Montoro rechaza aplicar bajo el argumento que agudizaría la recesión. En cualquier caso, De Guindos no descartó un aumento del principal impuesto indirecto el próximo año.

El Congreso aprueba el techo de gasto para 2012

El Congreso ha convalidado este martes el techo de gasto para los Presupuestos Generales del Estado en 2012, con los votos favorables de PP y UPN.

CiU, PNV, UPyD, CC y Foro se han abstenido, mientras que el resto de los grupos, incluidos PSOE e IU, han votado en contra.