Inditex en Nueva York

Pablo Isla: "La crisis no puede ser una excusa para no intentar crecer"

Los ánimos en Inditex llevan 72 horas alterados. Mañana miércoles es el día elegido por la empresa, propiedad de Amancio Ortega y presidida por Pablo Isla, para dar el pistoletazo de salida a la que será sin duda una de las grandes apuestas del grupo esta temporada: está prevista la inauguración de la nueva tienda Zara en la mítica Quinta Avenida de Nueva York. Según Isla, el establecimiento, de unos 3.000 metros cuadrados de superficie comercial, supondrá un antes y un después en la historia de las tiendas de la compañía por su estructura interna, decoración y organización de la sala de ventas.

En una conversación informal con periodistas en Nueva York, a la que Inditex ha desplazado a un grupo de informadores de varios países, entre ellos CincoDías, Isla aseguró que el cambio de diseño en una tienda tan importante como esta supondrá el lanzamiento de lo que se pretende que sea un cambio radical en un corto periodo de tiempo. Como novedad absoluta, Inditex introducirá en su nueva de tienda de Nueva York la posibilidad de pagar a través del móvil. "Será como llevar la tarjeta de crédito en el móvil y nuestra intención es irlo extendiendo progresivamente al resto de las tiendas".

Sin poder desvelar ningún dato económico, a la vista de que la empresa dará sus resultados anuales la semana que viene en Madrid, Isla precisó que en Inditex no se permiten a sí mismos hablar de crisis. "Nuestro éxito, o no, depende en gran medida de nosotros mismos. Es evidente que la crisis y, en especial, la caída de consumo nos afecta, pero entendemos que nos afectaría más si viéramos que nos hemos equivocado con una colección determinada. Pero la agilidad de Zara nos permite cambiar de forma inmediata y el impacto está mucho más difuminado. La crisis no puede ser una excusa para no intentar crecer".

INDITEX 24,69 5,97%

Esta apertura significará también la llegada de otra enseña de Inditex, como Massimo Dutti, a Estados Unidos. Sus responsables han decidido que esta enseña desembarque en el país desde la tienda de Zara que Inditex tiene ahora operativa en la Quinta Avenida y que cambiará de marca y de contenido.

Una tienda con 450 trabajadores

En el local trabajarán un total de 450 personas, lo que, según Isla, da idea de la magnitud del nuevo proyecto de Zara en Nueva York. Todas ellas llegan al establecimiento a través de un proceso de promoción interna. A la tienda de Nueva York, este invierno que viene le seguirá una apertura en Washington y otra en Toronto (Canadá).

Isla aseguró no tener nada que decir sobre la decisión tomada por su competidor Mango de recortar un 20% los precios. Sí recordó que Zara lleva muchos años sin tocar sus precios en los diferentes mercados en los que opera.