Muy Confidencial

Los nostálgicos del R5 tendrán que esperar

Mucho se había especulado en los últimos meses con la vuelta a las carreteras del mítico R5 del fabricante galo Renault. Sin embargo, según desveló en Ginebra el segundo de la marca, el portugués Carlos Tavares, a un grupo de periodistas, no es más que un simple rumor.

Aunque como buena película de suspense no cerró las puertas totalmente a la vuelta del modelo a las cadenas de montaje. Otros muchos modelos ya lo han hecho.

Tavares también opinó sobre la entrada del grupo estadounidense General Motors en el capital de su más directo competidor en el mercado francés, el grupo PSA, fabricante de los vehículos Peugeot y Citroën. En opinión del alto directivo de Renault, la toma de un paquete del 7% de los estadounidenses en la automovilística francesa se explica por la necesidad de capital de PSA. Tavares llegó a decir que "estaban sedientos de capital". La entrada de GM aportará 1.000 millones de euros a los franceses de Peugeot y Citroën.

En contraposición, el directivo portugués se explayó con el éxito obtenido con la alianza de Renault y Nissan, que tras cinco años de existencia ha dado frutos en el desarrollo de modelos conjuntos y nuevas tecnologías. El impulso a los coches eléctricos es un claro exponente de esta unión que queda patente con la presidencia de Carlos Ghosn de ambas marcas.