Carta a los presidentes de España, Francia, Alemania y Reino Unido

Airbus, Iberia y otras siete compañías, contra la tasa del CO2

Ofensiva de la industria aeronáutica europea contra la tasa de CO2 a las aerolíneas. Airbus, Iberia y otras siete compañías han escrito una carta conjunta a los presidentes de España, Francia, Alemania y Reino Unido para que pongan fin a la tasa por los problemas comerciales que está generando con China y otrso países.

Un Boeing 737 de Air India estacionado entre dos Airbus A-300 de Gulf Air, en Bahréin
Un Boeing 737 de Air India estacionado entre dos Airbus A-300 de Gulf Air, en Bahréin

La industria aeronáutica europea ha decidido pasar a la acción. Airbus, las principales aerolíneas del continente y los mayores fabricantes de motores de aviones han remitido una carta conjunta a los jefes de Gobierno de España, Francia, Alemania y Reino Unido para que tomen cartas en el asunto y pongan fin a los efectos que está provocando la imposición de una tasa de CO2 a las aerolíneas que operan en Europa.

La carta la firman los máximos responsables de Airbus, Iberia, British Airways, Air France, Lufthansa, Air Berlin, Virgin Atlantic, Safran y MTU Aero Engines.

En ella, los directivos recuerdan que algunos de los países afectados por la nueva tasa ya han tomado medidas concretas que pueden tener "serias consecuencias" sobre la industria aeronáutica europea.

AIRBUS GROUP 123,88 -0,90%
SAFRAN 146,35 -1,11%
IAG 6,48 -1,16%

Así, apuntan que varios gobiernos ya están preparando actuaciones en respuesta a la decisión de la UE, que pasan por la imposición de tasas especiales y la limitación de derechos de tráfico a las aerolíneas europeas.

Una de las reacciones que más preocupa es la del Gobierno chino. La semana pasada, el consejero delegado de EADS (matriz de Airbus), Louis Gallois, advirtió de que estaba en el aire el pedido de 45 aviones del grupo (30 del tipo A-330 y 15 unidades del superjumbo A-380) que había encargado China para 2013 y 2014 pero cuya aprobación definitiva ha decidido congelar Pekín.

En la misiva, cifran el valor de este pedido en 12.000 millones de dólares y avisan de que una cancelación puede suponer la pérdida de más de 1.000 puestos de trabajo en Airbus en Europa y, al menos, otro millar en las empresas suministradoras.

Por eso, los directivos de las empresas firmantes solicitan que el asunto se debate a nivel de Consejo Europeo y que los Gobiernos europeos tomen medidas de compromiso que me permitan parar la respuesta de países como China antes de ésta sea efectiva.

En el marco de la OACI

Como ya apuntó Gallois la semana pasada, la industria entiende que la solución a los problemas de las emisiones contaminantes pasa por la adopción de medidas globales y no solo regionales.

Por este motivo, consideran que el marco adecuado la Organización de Aviación Internacional (OACI), "que recientemente ha designado un grupo de alto nivel para que elabore una propuesta marco globalsobre las emisiones del sector aeronáutico para finales de año", aclaran.

Desde EADS recuerdan que, en los últimos diez años, pese a que el tráfico aéreo mundial se ha incrementado un 45%, el consumo de combustible por parte de la industria de la aviación solo lo ha hecho en un 3%.