Moda y coches

Maserati se viste de Fendi

Moda y coches se unen para crear una línea exclusiva para el conductor.

Pocas firmas como Fendi saben tratar y cuidar tan bien la piel y el cuero. Apenas una decena de marcas ofrecen coches de altísima gama como Maserati. ¿Por qué no hacer algo juntos? Es lo que han pensado las dos casas italianas del lujo, que se han aliado para lanzar el Maserati Gran Cabrio Fendi. Y confirman así una tendencia de acuerdos entre los fabricantes de automóviles y el mundo de la moda para brindar a los conductores ropa, complementos o vehículos, todo ello con firma.

El deportivo de Maserati ni siquiera tiene precio. Se presentó en el Salón de Ginebra celebrado esta semana y solo se fabricará una serie limitada de 50 unidades bajo petición. Se construye en la histórica planta de Maserati en Módena, en color denominado como grigio fiamma fendi, un gris oscuro con brillos en dorado. El interior está revestido en madera y acabado a mano en cuero cuio romano, con un proceso totalmente artesanal de los talleres de selleria de Fendi (del grupo LVMH).

Pero la casa romana de Vía Plebiscito, casi centenaria, aporta también prendas y complementos para los conductores. Bolsas, maletas, bufandas y chaquetas artesanales para hombre (3.275 euros) o mujer (3.040 euros).

Tanto el coche como las prendas tienen los logos de esta unión, lo que le da un caché especial y puede atraer a fanáticos del motor que buscan lo mejor de su marca favorita. Y para las amantes de los bolsos de Fendi -el modelo baguette es uno de los grandes iconos de la moda- hacerse con una maleta de Maserati-Fendi tiene su morbo. No en vano, el director creativo de la firma es Karl Lagerfeld, que colabora con la casa desde 1972.

La tendencia de vincular coches con moda es creciente. Cada fabricante de vehículos de alta gama ofrece a sus conductores sus propia moda, más o menos sofisticada, según el caso, en colecciones que se renuevan por temporadas, igual que en la pasarela.

La que lleva la delantera al resto es, sin duda, Ferrari, al rebufo de su legión de seguidores de la escudería de Fórmula 1. Incluso con tiendas propias. Americanas (por 205 euros), cazadoras (en piel negra por 868 euros), camisas, polos, pantalones, accesorios, complementos, perfumes, relojes Jumbo (la edición 150 aniversario cuesta 388 euros) e incluso zapatos de la firma italiana Tod's. Pero si usted tiene un Mercedes, no se preocupe, también tiene moda acorde. O si dispone de un Jaguar, un Porsche (con carros de golf), un Bentley, un excesivo Lamborghini (con accesorios de Versace), un Rolls-Royce, un Bugatti...