Vigilancia negativa para otras cinco comunidades

Fitch baja la nota a Cataluña y Castilla-La Mancha

La agencia Fitch Ratings ha recortado hoy la nota que otorga a la deuda de largo plazo de Cataluña y Castilla-La Mancha, y ha colocado en vigilancia negativa a Andalucía, País Vasco, Canarias, Asturias y Cantabria.

Cataluña pierde su nota de A-, que queda en BBB+, mientras que Castilla-La Mancha es degradada de BBB+ a BBB-. La agencia explica en un comunicado que las rebajas de calificación "reflejan los déficits estructurales de ambas administraciones, y requerrirán "considerables esfuerzos adicionales para ser reducidos en un contexto de difícil entorno económico y altos costes de refinanciación.

Las cinco comunidades que pasan a vigilancia negativa son Andalucía, País Vasco, Canarias, Asturias y Cantabria. Fitch explica que la implantación de las medidas de austeridad introducidas desde el pasado verano presenta "riesgos de ejecución". Además, el hecho de que el Gobierno central aún no haya presentado los presupuestos de 2012 "puede llevar a una reducción de los fondos para las comunidades, dificultando la ejecución" de sus respectivas cuentas.

De momento, Euskadi mantiene su calificación de AA, mientras que Asturias, Andalucía, Canarias y Cantabria permanecen como A. Según explica en su nota, Fitch resolverá en uno u otro sentido su vigilancia negativa a finales de mayo.