345.242 euros más los intereses

Autotex deberá devolver a Hacienda una subvención de 423.072 euros

La fábrica de airbags Autotex deberá devolver al Ministerio de Hacienda los 345.242 euros más los correspondientes intereses, que elevan la cifra a 423.072 euros, percibidos en concepto de subvenciones para instalarse en Asturias al haber incumplido el compromiso de mantener la actividad.

Así lo ha ratificado el Tribunal Supremo al rechazar el recurso de casación interpuesto por la empresa, propiedad de la multinacional Milliken, contra la sentencia dictada en enero de 2010 por la Audiencia Nacional.

La resolución estima que la compañía no cumplió sus obligaciones de mantenimiento de la actividad tras recibir las ayudas públicas con cargo a la línea LIR (Ley de Incentivos Regionales).

La empresa inauguró en octubre del año 2000 una planta en el Parque Tecnológico de Asturias, en Llanera, dedicada a la producción de bolsas para airbags con una inversión prevista de 13,5 millones de euros para generar más de 200 puestos de trabajo.

La empresa recibió subvenciones del Instituto para el Desarrollo Económico (IDEPA), del Instituto para la Reestructuración de la Minería del Carbón y del Ministerio de Trabajo por importe de más de tres millones de euros para su instalación en Asturias.

La compañía procedió al cierre de su factoría de Llanera en el año 2007 lo que llevó a la administración autonómica a dictar una resolución que declaraba el incumplimiento parcial y la revocación de una de las subvenciones concedidas por importe de 904.236 euros.