Conti pide un sacrificio a los consumidores españoles

El consejero delegado de Enel pide que el déficit se corrija con una subida de tarifas

El consejero delegado de Enel, se ha mostrado hoy confiado en que el Gobierno espanol resolverá el problema del déficit de tarifa. Fulvio Conti considera que "el sector eléctrico ya ha pagado su precio" y que si se piden sacrificios, estos deben traducirse en una subida de las tarifas. La italiana prevé un descenso de su Ebitda de casi el 7% en 2012 y una reducción de inversiones en 4.000 millones hasta 2016.

Fulvio Conti, consejero delegado de Enel
Fulvio Conti, consejero delegado de Enel

En su opiniónn, "hay que seguir con la política de colocación de la deuda". Por su parte, el consejero delegado de Endesa, Andrea Brentan, ha comentado en una conferencia de analistas en Roma que la solucion del déficit "es una prioridad del gobierno español" y que "los prximos dos meses será muy críticos". Brentan considera tambien que hay margen para una subida de las tarifas de acceso y que se pueden aplicar "un sinfin de medidas" para resolver el problema.

La italiana Enel, propietaria de Endesa, anuncia hoy su nuevo plan estratégico 2012-2016 y los resultados del ano pasado a la comunidad financiera. Aunque el objetivo a cinco años es alcanzar un Ebitda de 19.000 millones de euros (8.300 millones de caso de Endesa), frente a los 16.500 millones previstos para este ano (de los cuales, 7.000 millones corresponderá a Endesa), estos últimos datos representan una inflexión respecto a 2011, ejercicio en el que la energética italiana registró un Ebitda de 17.717 millones, un 1,4% por encima del de 2010. Igual suerte correrá el Ebitda de Endesa que, segun las previsiones de la matriz, pasará de los 4.000 millones del año pasado a 3.300 millones.

Detrás de esta evolución está la crisis económica, especialmente dura en el último trimestre del año pasado , "particularmente, en España e Italia", ha señalado el consejero delegado de Enel, Fulvio Conti. Esta situación desfavorable se mantendrá en la primera parte del año en las economías de "los países maduros" donde opera el grupo (en Europa tiene filiales tambien en Rusia y Eslovaquia) , que comenzará a remitir en 2013. Con un beneficio neto de 4.1848 millones de euros, un 5,5% menos que el año anterior, Enel ha logrado compensar el resultado con las filiales latinoamericanas (de la cartera de Endesa) y de la eficiencia obtenida en los costes.

En esta situación, Enel ha diseñado un plan de inversiones que asciende a 27.000 millones hasta 2016, de los cuales, frente a los 31.000 millones anunciados el año pasado hasta 2015. De esos, 10.700 millones corresponderan a Endesa (500 millones de euros más que la previsión del plan quinquenal presentando el año pasado). Por primera vez, las inversiones en Espana y Latinoamérica. Segun Enel, la actividad de Endesa en Latinoamérica "deberá beneficiarse del crecimiento económico de este área y del consiguiente incremento de la demanda, estimado en un 4% superior al de 2011.

Con un endeudamiento neto de 44.629 millones de euros a 31 de diciembre, recortado un 0,7% respecto al ano anterior, Enel prevé reducirlo a 43.000 millones de euros este año hasta llegar a los 30.000 millones en 2016. La italiana sigue arrastrando la deuda derivada de la compra de Endesa.