Estima un Ebitda de 8.300 millones en 2016

Endesa prevé cerrar 2012 con una caída del 3,6% del Ebitda

Endesa prevé alcanzar un Ebitda de 8.300 millones de euros en 2016, según anunció hoy en una presentación a analistas remitida a la CNMV. Para este año, prevé una caída de este concepto hasta 7.000 millones, frente a los 7.265 millones de 2011, que ya supuso una caída del 2,8%.

La empresa cuenta con que el negocio en España sufra un nuevo retroceso este ejercicio, con un Ebitda que pasará de los 4.000 millones de 2011 hasta 3.300 millones a cierre de este ejercicio.

Endesa espera invertir 10.700 millones de euros entre 2012 y 2016, lo que supone un incremento del 3,8% con respecto a los 10.300 millones de euros presupuestados en el anterior programa, para el periodo 2011-2015.

De este importe, el 29% se dedicará al crecimiento del negocio y el 71% restante a mantenimiento. Por primera vez, Iberoamérica tendrá un peso similar al de España y Portugal, al atraer 5.350 millones de inversiones.

En España y Portugal, las inversiones entre 2012 y 2015 serán también de 5.350 millones de euros, ligeramente por debajo de los 5.459 millones contemplados en el anterior plan, cuando el peso de las inversiones en esta región era del 53%. Iberoamérica registrará un Ebitda de 3.600 millones, frente a los 3.300 millones en España y Portugal, y esta tendencia se consolidará, de forma que en 2013 el Ebitda total sea de 7.400 millones, de los que la Península solo aportará 3.500 millones.

En lo que respecta a la política de dividendos, se establece un pay-out del 30% con cargo a los resultados del 2011, y para el periodo que va desde este año a 2016 se decidirá anualmente.

Demanda

Para elaborar su revisión estratégica, Endesa parte de la previsión de que la demanda de electricidad caerá un 0,8% en España en 2012 y se recuperará progresivamente hasta alcanzar el 2,3% en 2014 y el 2,7% en 2016.

Su producción de electricidad en 2012 será de 66,1 teravatios hora (TWh), por encima de los 62,8 TWh del año pasado, en un contexto de apuesta por el crecimiento orgánico del negocio.

Además elevará un 5% en 2012 el resultado de su plan de eficiencia, hasta 1.116 millones, y plantea además un plan de negocio con cuatro líneas estratégicas básicas, que son la búsqueda de la excelencia operativa, el control "estricto" en las inversiones, el liderazgo en los mercados liberalizados y la "resiliencia de márgenes".