El requisito es que el piso sea de su cartera

CatalunyaCaixa soluciona los principales inconvenientes de comprar una vivienda

CatalunyaCaixa ha decidido ofrecer soluciones ante las posibles adversidades que se encuentran a la hora de comprar de una vivienda. El único requisito, eso sí, es adquirir uno de los pisos de su cartera.

CatalunyaCaixa ha decidido facilitar la compra de una vivienda. La entidad ha identificado las principales barreras que dificultan la toma de decisión en el momento de comprar un piso y ha puesto una solución para que los futuros propietarios puedan decidirse.

En concreto, una de las principales preocupaciones ante la toma de decisión de comprar un piso es el miedo a perder el trabajo y no poder hacer frente a la hipoteca. Para eliminar esta barrera, CatalunyaCaixa Inmobiliaria descuenta del precio de la vivienda el importe equivalente a contratar un seguro de protección de pagos. Este seguro cubrirá determinadas cuotas del préstamo en el caso de que un trabajador con contrato indefinido se quede en paro, o si un autónomo, funcionario o trabajador con contrato temporal sufra una incapacidad temporal reversible que le imposibilite ejercer transitoriamente su actividad laboral.

Ante la percepción de que los precios pudiesen ser más bajos, CaixaCatalunya Inmobiliaria garantiza que se está comprando a precio mínimo ya que en caso de que no sea así ofrece una garantía de devolución del eventual sobreprecio o recompra del inmueble durante los seis meses posteriores a la fecha de la escritura de la compraventa, si el comprador acredita que un inmueble de las mismas características tiene un precio inferior.

En los casos en que no se disponga de los recursos necesarios para adquirir una nueva vivienda por el hecho de no haber podido vender la vivienda anterior, la entidad acepta el inmueble inicial como entrada para la adquisición de un inmueble de CatalunyaCaixa Inmobiliaria, siempre y cuando el valor de la vivienda entregado por el cliente no supere el 70% del valor del inmueble adquirido a la entidad.

CatalunyaCaixa Inmobiliaria ayuda a hacer frente a los gastos inherentes a la compraventa de una vivienda, como son el registro, la notaría, gestión, e impuestos sobre AJD, IVA o ITP. En este caso, la entidad descuenta estos gastos del precio de la vivienda, llegando a un máximo del 8%.

Para los pisos publicados en la web de CatalunyaCaixa Inmobiliaria, la entidad ofrece un tipo de financiación preferente, que puede llegar a cubrir el 100% del valor de la vivienda, sin comisiones de apertura y a un plazo máximo de 40 años. El tipo de interés de referencia es el euríbor y el diferencial será menor cuanto mayor sea la vinculación del cliente. Estas condiciones quedan supeditadas a la capacidad de endeudamiento de cada cliente y según los criterios de riesgo de CatalunyaCaixa.