Codesport Euskadi es una filial de la matriz del grupo del constructor

Los acreeedores instan el concurso de una firma del presidente del Zaragoza

A Agapito Iglesias le crecen los problemas. A los que ya tiene como presidente y dueño del club de fútbol Zaragoza se unen ahora sus litigios judiciales por el impago de sus deudas.

Agapito Iglesias, dueño del Zaragoza
Agapito Iglesias, dueño del Zaragoza

A Agapito Iglesias le crecen los problemas. A los que ya tiene como presidente y dueño del club de fútbol Zaragoza se unen ahora sus litigios judiciales por el impago de sus deudas tras el proceso abierto en Bilbao por un grupo de acreedores que han instado el concurso necesario de Codesport Euskadi, filial del grupo Codesport controlado por Agapito Iglesias.

La demanda de los acreedores se verá en una vista que se celebrará el próximo 23 de marzo en el Juzgado Mercantil Número 1 de Bilbao. Su titular deberá dictaminar si la compañía está realmente en situación de concurso y lo admite a trámite o si por el contrario lo archiva. La deuda reclamada a Codesport Euskadi procede de la construcción de un polígono industrial en la localidad vizcaína de Santurtzi con una inversión superior a los 12 millones de euros y que ya está finalizado. El presidente del Zaragoza adeuda a los proveedores más de dos millones de euros que no han sido pagados y que ahora pretenden recuperar por la vía judicial.

El concurso ha sido instado por Fontanería Fortu y Excavaciones San Lorenzo, dos pequeñas empresas familiares, y por una sociedad inmobiliaria de la capital vizcaína. Fuentes procesales han asegurado esta mañana que Agapito Iglesias, a través de sus representantes legales, ha intentado paralizar el proceso sin llegar a ofrecer una propuesta firme para liquidar sus créditos.

El total de acreedores, según fuentes judiciales, supera la veintena. En la lista hay varias entidades financieras que tienen como garantía de pago algunos de los pabellones que están construídos, pero que están sin ocupar.

Los problemas empresariales de Agapito Iglesias no son nuevos. Codesport, la cabecera del grupo, ya tuvo que renegociar el pasado año con bancos y proveedores una reestructuración de su deuda de más de 30 millones para evitar el concurso. El bufete Cuatrecasas, el mismo que tiene actualmente el mandato de venta de las acciones del equipo aragonés de fútbol, le apoyó en esta estrategia.

La difícil venta del club de fútbol

La venta del Real Club Zaragoza, propiedad de Agapito Iglesias, no se presenta fácil. El conjunto dirigido por Manolo Jiménez transita más cerca de la segunda división que de la primera, en la que ocupa la última posición de la tabla. Un descenso supondría una importante pérdida de ingresos para un club lastrado por las pérdidas y por una gestión cuestionada por la mayoría de la afición maña. En cualquier caso, parece que el futuro de Agapito Iglesias está fuera del Zaragoza.

El todavía presidente ha anunciado estos días su intención de poner a la venta sus acciones de "forma efectiva". Iglesias, parece que ahora va en serio. El industrial aragonés ha contratado los servicios del Gabinete Cimbra, para que a través de su división de auditoría venda su capital. Cuatrecasas es el asesor legal de la operación.