En el entorno de las costas canarias

Rivero avisa de que la potencial extracción de petróleo es coyuntural y no generará empleo

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, advirtió ayer que la potencial extracción de petróleo que se pueda llevar a cabo en el entorno de las costas canarias "tiene un principio y un final, será coyuntural y no generará puestos de trabajo", por lo que "no aportará nada desde el punto de vista económico a las islas".

En el pleno de la Cámara canaria, respecto a los permisos de investigación de hidrocarburos en las aguas próximas a las costas de Canarias, Rivero justificó su rechazo a las prospecciones petrolíferas, entre otras razones, porque "pueden afectar a la extraordinaria y rica diversidad que tienen las aguas y las costas canarias, al modelo económico del archipiélago y a su recurso más importante: el turismo".

En su intervención, incidió en que, de concederse las autorizaciones, las extracciones se realizarían dentro de "nueve o diez años", por lo que "no solo no garantiza a corto plazo la generación de empleo en Canarias, sino que a día de hoy la comunidad autónoma no obtendría ningún beneficio económico".

El presidente de Canarias señaló que existen "cuatro razones de peso" que explican la negativa de la autonomía a las autorizaciones que se pretenden otorgar para labores de investigación y posterior extracción de recursos naturales en el entorno de las aguas canarias: político-sociales, económicas, jurídico-competenciales y medioambientales.

En cuanto a las razones político-sociales, Rivero señaló que "la unidad de Canarias vale más que todo el petróleo que hay en el mundo". En este sentido, insistió en que todas las instituciones de Lanzarote y Fuerteventura ya han dicho "no" a las prospecciones.

Desde el punto de vista económico, advirtió de que no existe "ningún compromiso" en torno a las prospecciones que pueda beneficiar directamente a Canarias. "Se asumen riesgos y, sin embargo, no hay compensación. Y sobre la perspectiva jurídico-competencial, Rivero recordó que las autorizaciones a Repsol están impugnadas en los tribunales.