No llega a un acuerdo para controlar el 71% del grupo aeronáutico

El fondo de Abu Dabi Mubadala rompe las negociaciones para comprar Aernnova

Aernnova, de momento, no variará su actual composición accionarial. Mubadala, fondo de inversión de Abu Dabi, ha renunciado a controlar el 71% del capital de la compañía tras varios meses de negociaciones con sus accionistas de referencia. Las diferencias por el precio a pagar para controlar el fabricante de componentes y estructuras aeronáuticas han provocado la ruptura, según aseguran fuentes del sector.

La ruptura, un año después de que se conociera el interés del fondo soberano de Abu Dabi, se escenificó la semana pasada, según aseguran fuentes cercanas a los accionistas que estaban en posición vendedora. Banco Espírito Santo, con el 26%, Corporación CCM (23%), EBN Banca de Negocios, una entidad controlada por varias cajas (11%), y la constructora Isolux, con otro 11%, habían agrupado sus acciones en Aernnova para venderlas, en un único paquete, a Mubadala, fondo de referencia de Emiratos Árabes Unidos y que gestiona activos por valor de 23.000 millones.

La clave del desencuentro para abortar la compraventa ha sido el precio. Al parecer, Mubadala no estaba dispuesto a comprar el 71% por cerca de 500 millones tal y como había solicitado el pool de accionistas. El riesgo país y la actual situación de España y su imagen en los mercados internacionales también han pesado en la decisión del fondo de los emiratos.

Las negociaciones se habían intensificado en los últimos seis meses. Un grupo de auditores del sector contratados por el fondo de Abu Dabi ha estado durante ese periodo buceando en las entrañas del grupo presidido por Iñaki López Gandasegui. Esta labor no ha impedido que el fabricante de componentes y estructuras aeronáuticas haya mantenido su ritmo habitual y conseguido aumentar su cartera de pedidos y de programas, además de incrementar su facturación y plantilla.

Fuera de esta frustrada operación de venta quedaba el paquete accionarial en manos del equipo directivo liderado por Gandasegui. Fuentes de la cúpula ejecutiva reconocieron la ruptura y aseguraron ayer que a pesar de esta circunstancia, las relaciones empresariales con Mubadala (han realizado trabajos conjuntos en el campo de la ingeniaría) se mantendrán como hasta ahora. Mubadala ya cuenta con acuerdos en este sector con el grupo EADS Airbus y General Electric, entre otras compañías.

La venta de parte de su cartera industrial ha sido uno de los objetivos de las entidades financieras con el objetivo de hacer caja y reforzar sus balances. En el caso de Corporación CCM, sus negocios están tutelados por Cajastur, ahora Liberbank, pero es propiedad del Fondo de Garantía de Depósitos (FGP) que se quedó con sus activos tras adjudicarse Cajastur Caja Castilla La Mancha (CCM). El FGP encomendó entonces a la caja asturiana que fuera desprendiéndose de la cartera industrial de la Corporación. En idéntica situación se encuentra EBN Banca de Negocios, la entidad propiedad de varias cajas de ahorro.

Un nutrido grupo de empresas

El grupo Aernnova, la antigua Gamesa Aeronáutica, cuenta con cerca de 18 plantas y centros de ingeniería repartidos por varias comunidades españolas, Estados Unidos, México, Rumanía e India. Su plantilla a finales de 2011 era 4.122 personas, frente a las 3.600 del ejercicio anterior. Su facturación superó ligeramente los 450 millones de euros, un 20% más.

A finales del pasado año, Aernnova inauguró una planta de más de 20.000 metros en Berantevilla (Álava) para concentrar todas las actividades de montaje de Álava que anteriormente se desarrollaban en otras tres instalaciones. En total trabajan en la nueva factoría 600 personas.

El área de actividad de Aernnova se centra en el campo de las aeroestructuras, la ingeniería, compuestos, piezas metálicas y soporte de producto. Su beneficio neto en 2010, el último registrado, ascendió a 13 millones.

Sólido balance

El grupo vasco fabricante de componentes y estructuras aeronáuticas tiene un sólido balance de 713 millones. En su memoria de 2010, la última registrada, su inmovilizado neto alcanzaba los 352 millones y el patrimonio neto los 164 millones. El benefició ascendió a 13 millones.

Programas compartidos con los fabricantes

Aernnova cuenta entre sus clientes con los principales fabricantes aeronáuticos del mundo (EADS-Casa, Airbus, Eurocopter, Boeing, Sikorsky, Embraer y Bombardier). Su lista se ha ampliado considerablemente desde que hace casi 20 años consiguiera, entonces bajo el paraguas de Gamesa Aeronáutica, su primer contrato a riesgo compartido para fabricar las alas del ERJ 145 del fabricante brasileño Embraer. En su cartera se encuentran ahora proyectos para el ERJ 170/190, Sikorsky S7H 92, el A-380 y el A-350, ambos de Airbus, Bombardier CSeries y B-747 de Boeing, entre otros. Su participación en estos programas van desde el desarrollo e ingeniería hasta la construcción de diferentes estructuras aeronáuticas.

Una de las especialidades del grupo con sede en el Parque Tecnológico de Miñano (Álava) es la diversificación de producto.