El diferencial de España con Italia alcanza los 90 puntos básicos

El mercado castiga a España en los plazos cortos de deuda

La brecha entre España e Italia se abre. El mercado vuelve a ver más riesgo en la primera frente a la segunda después de que España fije un objetivo de déficit del 5,8% frente al 4,4% marcado por Bruselas.

El mercado vuelve a ver más riesgo en España que en Italia. Este temor se refleja en la evolución de los bonos a dos y cinco años. Italia ha hecho bien sus deberes mientras que España sigue intentándolo. Mientras que los bonos a diez años van más a la par entre España e Italia, en los plazos cortos el saldo es negativo para la deuda española. Los dos son países periféricos y ambos pasan por dificultades pero el nuevo objetivo de déficit marcado por el Gobierno español en el 5,8% por encima del 4,4% propuesto por Bruselas para 2012 unido a las débiles previsiones macroeconómicas anunciadas por el Gobierno el viernes llevan a los inversores a ver más riesgo en España que en Italia.

"Creo que la explicación al final es que Italia ha llevado a cabo unas reformas estructurales que han conseguido reducir el déficit por debajo de lo que se esperaba mientras que en España pasa precisamente lo contrario", explica Covadonga Fernández, analista de Self Bank.

Precisamente, vimos una importante mejoría en los mercados de bonos la semana pasada después de la megainyección de liquidez del BCE. Las primas de riesgo se redujeron considerablemente, especialmente los bonos italianos. "Sin duda, la inyección de liquidez del BCE y las operaciones de carry-trade propiciaron este movimiento. Italia ha mejorado comparativamente más que España ya que el miedo al gran volumen de refinanciaciones que había en los primeros meses del año se ha disipado, y porque la cifra de déficit del país ha sorprendido favorablemente (3,9% frente al 4% estimado) frente a la de España", aseguran los expertos de Bankinter.

La prima española no estaba por encima de la italiana desde el pasado verano. Y ese mayor voto de confianza en Italia en el momento actual se refleja todavía más en la deuda a corto plazo, pues si bien la rentabilidad del bono italiano a 10 años está en el 4,93% frente al 4,972% del español, la brecha a plazos inferiores se incrementa todavía más. El de cinco años italiano cotiza al 3,473% frente al 3,542% español y la diferencia a dos años es todavía más acusada. El bono italiano renta el 1,85% mientras que el español está en el 2,35%.

La analista de Self Bank considera que la cosa no tiene pinta de mejorar si desde Bruselas no hay una moratoria para España. "Es lógico que la desviación del déficit acabe teniendo reflejo en el mercado". En España el problema del déficit -que no endeudamiento que está contenido- no estamos notando avances y teniendo en cuenta las perspectivas negativas de crecimiento no acaba habiendo otra solución que no sea flexibilizar desde Europa para este año".

La prima de riesgo a diez años supera hoy los 326 puntos básicos frente a los 320 de la italiana. La razón, a juicio de la experta no es otra que el hecho de que "en el corto plazo se anticipan muchas tensiones financieras mientras que a largo se espera que las reformas tengan su efecto".

Pendientes del BCE

A falta de subastas de deuda de los periféricos esta semana, la atención de los mercados estará en la reunión del BCE. "El mercado estará esperando alguna referencia a una posible tercera subasta a tres años, pero no creemos que Draghi se pronuncie al respecto, lo que podría causar cierta desilusión entre los inversores. En nuestra opinión, el BCE va a esperar a ver el impacto, en los mercados y en la economía, de todas las medidas que ha ido adoptando en los últimos meses, antes de llevar a cabo acciones adicionales", aseguran desde el broker de Bankinter. Sin embargo, la firma de análisis no descarta una sorpresa de Draghi.