La reducción de personal no se limitará a altos cargos

Beteta avisa a las regiones: "No habrá flexibilidad en los objetivos de déficit"

El secretario de Estado cree que las Administraciones Públicas están "sobredimensionadas" y deben reducirse.

Las Administraciones Públicas están "sobredimensionadas" y deben reducirse. Así lo ha advertido esta mañana el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta. "El objetivo es sacar a España de la crisis. Nada que merece la pena es fácil", ha explicado en el Encuentro Financiero Internacional, organizado por Bankia y El País. Tras su intervención, preguntado por los periodistas, el secretario de Estado ha agregado que las comunidades tendrán que cumplir sus objetivos de déficit pese a sus demandas para aumentar el límite del 1,5% del PIB. "No habrá flexibilidad. Ninguna. No tiene por qué haberla", apuntó.

Beteta ha criticado que, mientras la Administración General del Estado reducía su personal desde 2001 en un 22%, las comunidades autónomas aumentaban su plantilla en un 44% y los ayuntamientos en un 39%. "Tenemos que asumirlo: estamos sobredimensionados. En solo 10 años se incrementó en más de 440.000 el número de empleados que trabajan en las administraciones públicas. Esto viene de un tiempo de bonanza y de ofertas públicas que no estaban justificadas", ha lamentado. "Se han multiplicado las empresas, entes y organismos públicos", ha asegurado el secretario de Estado, que ha intervenido en el encuentro en sustitución del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que no ha asistido por "problemas de agenda", según la organización.

El Gobierno "reestructurará" las instituciones. "No solo en el sector público del Estado. La reestructuración ha llegado a los altos cargos, a la Presidencia del Gobierno y la Secretaria de Estado. Se ha reducido el 18,2% del número de altos cargos. Y esto no quedará solo en un primer nivel".

Gobierno y comunidades se reunirán esta tarde en el Consejo de Política Fiscal y Financiera. La mayoría de las regiones ha reconocido en privado que resulta inasumible recortar sus números rojos en 15.500 millones este año, tal y como exige el Gobierno de Mariano Rajoy, que ha relajado el objetivo de déficit del Estado de un 4,4% a un 5,8%. Las comunidades tendrán que reducir el déficit del 2,9% que registraron al cierre de 2011 al 1,5%.