Cree que ninguna región pedirá relajar el déficit
Cristóbal Montoro, en la presentación del déficit público de 2011
Cristóbal Montoro, en la presentación del déficit público de 2011

Montoro descarta rebajar el sueldo de los funcionarios

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, asegura que el Ejecutivo descarta rebajar el sueldo de los funcionarios para reducir el déficit público.

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha defendido la necesidad de adelgazar el sector público empresarial e ir a criterios de transparencia en el acceso por parte de los proveedores a esos servicios públicos. Por otro lado, Montoro aseguró que el Gobierno no se plantea "reducir el sueldo de los funcionarios" para rebajar el déficit público del 8,51% registrado en 2011 al 5,8%. Sin embargo, pidió que los empleados públicos entiendan que "de una crisis así hay que salir con más trabajo y no con menos".

Respecto a la nueva senda de consolidación fiscal, Montoro ha asegurado que a ninguna comunidad autónoma "le conviene" pedir, en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) que se celebra este martes, una flexibilización del déficit, lo cual supone, a su juicio, "un flaco favor a su reputación ante los mercados e inversores".

Así, ha asegurado en Málaga, durante su intervención en el Forum Europa-Tribuna Andalucía, que está "seguro" de que en ese Consejo de Política Fiscal y Financiera ninguna comunidad autónoma va a pedir que se relaje el objetivo de déficit "porque ni le conviene a esa CC AA ni al conjunto de España".

Montoro ha reiterado que planteará a las comunidades autónomas un objetivo global de déficit del 1,5% del Producto Interior Bruto (PIB) para poder cumplir con la nueva senda de consolidación fiscal, que marca ahora un déficit público del 5,8% para este año. En el pasado ejercicio el objetivo global de déficit fue del 2,9%.

"Es lo que voy a plantear, y no hay que verlo como una relajación sino como un descenso respecto de lo que ha sido la realidad del 2,9%", ha dicho, y ha agregado que este es el "compromiso que hay que adoptar en los presupuestos autonómicos aunque algunos estén hechos sobre escenarios no realistas".

Según el responsable de Hacienda, ahora "la necesidad es adecuar los presupuestos autonómicos al objetivo del déficit público común, que se deriva a su vez de un escenario económico de recesión".