Prevé un alza del PIB del 7,5%

El crecimiento de China se ralentiza por primera vez en ocho años

Las previsiones del Gobierno chino sobre las perspectivas de crecimiento para 2012 de la potencia asiática no han sentado nada bien a las Bolsas asiáticas. El anuncio efectuado por el primer ministro chino, Wen Jiabao, apunta a que el país abandonará la tasa del 8% que venía registrando desde hace ocho años.

China crecerá a un ritmo más lento en 2012. Esa es la previsión del Gobierno, noticia que no ha terminado de convencer a los inversores y ha llevado a las principales plazas bursátiles de Asia a dejarse cerca de un 1%. Pero lo que algunos consideran que es una mala noticia, otros piensan que la nueva previsión del 7,5% más que un techo puede ser valorado como un suelo, según lo indicado por José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi para España.

Las principales causas que apuntan a un menor objetivo para el año, el más bajo desde 2004, se deben a la dependencia de las exportaciones y al fuerte aumento del petróleo. Para evitar esta situación, los dirigentes del país asiático abogan por un cambio de modelo económico en donde la demanda interna tenga más peso así como el ahorro energético y la innovación.

Además de una menor expansión, el Gobierno ha divulgado la inflación estimada para el año. A diferencia de lo acontecido con el PIB, en el caso del IPC la situación permanecerá sin cambios respecto a 2011 y se situará en el 4%. No obstante, el Ejecutivo se ha comprometido a trabajar para garantizar la estabilidad de los precios.

Wen Jibao recalcó que se tomarán las medidas necesarias para resolver el problema de deuda de los gobiernos locales, identificado por muchos inversores como uno de los principales riesgos para garantizar la sostenibilidad fiscal.