Muy confidencial

De Caja España, Bankia, Caja3 y otros SIP

Desde su creación Caja3 estaba abocada a ser absorbida por otra entidad. Se creó tarde y por obligación. Sin tamaño suficiente para subsistir, y con grandes diferencias conceptuales entre sus tres socios, Caja Inmaculada (CAI), Caja Badajoz y Círculo de Burgos, unidos por un SIP (Sistema Institucional de Protección), sistema del que el actual Gobierno no quiere oír hablar y que ha generado más de un disgusto en el sector en general y en este grupo de cajas en particular. La entidad extremeña quiso abandonar Caja3 el verano pasado al sentirse engañada por sus socias -CAI y Burgos CCO tenían mucha más morosidad de la declarada cuando firmaron su fusión virtual en diciembre de 2010-.

Pero el Banco de España le recordó que si dejaba el grupo tendría que hacer frente a una sanción correspondiente al 30% de sus recursos propios. Imposible afrontar esta penalización. A cambio, Caja Badajoz pudo incrementar su peso en Caja3, aunque de poco le sirvió. El grupo suspendió los test de estrés y el Banco de España le exigió que buscará un socio inmediatamente. Lo mismo que le pidió a Banco Pastor. La fecha que le marcó fue marzo, y se ha cumplido con puntualidad británica. Habló con Unicaja, BMN, Liberbank, e incluso mantuvo varias reuniones con Banco Sabadell, incluso después de que este se adjudicara CAM. Pero al final ha sido Ibercaja la que absorberá este grupo, el más pequeño del sistema financiero, a excepción de Caixa Pollença y Caixa Ontiyente. Como asegura un destacado financiero español conocido internacionalmente, "al final Ibercaja y CAI se han unido. Era una fusión anunciada hace muchos años que ahora se hace realidad".

Caja3 es la historia de un SIP que apenas ha durado dos meses desde que se completó su estructura -el pasado mes de enero constituyó su banco-.

Bankia, el gran SIP por excelencia, también atraviesa por un momento delicado. Su socio Bancaja parece que escondía más de una sorpresa no muy agradable para el grupo, Banco de Valencia, intervenido por el Banco de España y en proceso de subasta en la actualidad.

La fusión de Unicaja con Caja Duero España también está en la cuerda floja justo cuando se cumple un año de los primeros pasos de esta operación. La entidad que preside Braulio Medel pide un Esquema de Protección de Activos (EPA) de 1.200 millones para cubrir las dotaciones para sanear los activos inmobiliarios de Caja España. Si Medel consigue esta ayuda se abrirá la veda. Bankia podría pedir otra EPA para sanear Bancaja o Novagalicia para blindar al previsible inversor que asegura tener.