Beneficio neto de 151,4 millones de euros

Ebro reduce un 61% su beneficio respecto a 2010, cuando contabilizó la venta de Puleva

El grupo de alimentación Ebro ha cerrado el ejercicio 2011 con un beneficio neto de 151,4 millones de euros. Esa cifra representa un descenso del 61% si se compara con el resultado obtenido en 2010, debido a las plusvalías obtenidas ese año con la venta de su negocio lácteo. Según la compañía, si solo se toma en consideración su beneficio neto en gestión continua, este se situaría en los 151,6 millones de euros.

El importe neto de la cifra de negocio de Ebro se situó en 1.804 millones, un 7% más que en el ejercicio precedente. Mientras, el resultado bruto de explotación (ebitda) repuntó un 2%, situándose en los 273 millones. Descontando el impacto de los tipos de cambio, este habría crecido un 5%, alcanzando los 280 millones de euros.

En cuanto a la deuda neta, Ebro explicó ayer en su presentación de resultados que a cierre de 2011, ésta se situaba en 390 millones. Una cifra que incluye la compra del negocio arrocero de Sos (valorada en 205 millones de euros), el pago de un dividendo extraordinario de 0,15 euros por acción (que supuso un desembolso de 23 millones) y la compra de acciones de Deoleo por 50 millones. Además, la deuda recoge la adquisición de autocartera por valor de 54,5 millones y la operación de compra de las marcas No Yolks y Wacky Mac, por importe de 38 millones.

EBRO FOODS 18,44 0,99%

La compañía explica que en un entorno de bajo consumo, las divisiones de arroz y pasta han logrado mantener sus cuotas de mercado. El pasado año, Ebro invirtió en publicidad 69 millones de euros. De cara a 2012, Ebro prevé una tendencia generalizada a la baja en el precio de las materias primas. En cuanto a posibles movimientos corporativos, Ebro asegura "no vislumbrar en estos momentos operaciones de calado que puedan aportar una diferencia sustancial a su actual estructura", según explica en su presentación.

Desde el punto de vista orgánico, la compañía presidida por Antonio Hernández Callejas reconoce que "contempla su futura implantación en otras zonas geográficas", adelanta.