Schäuble rehúsa pronunciarse

Barroso espera conocer los presupuestos de España antes de pronunciarse

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha vuelto a reiterar esta mañana que "no sería correcto" suavizar los objetivos de déficit de España sin conocer las razones que motivaron su desviación y los presupuestos que está elaborando el Gobierno de Mariano Rajoy para 2012.

Este lunes el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, divulgó el dato que todos estaban esperando y que tantas especulaciones ha generado desde la llegada el poder de los populares. El 2011 cerró con un déficit del 8,51%, dos puntos y medio más al anunciado por el anterior Gobierno.

Los clamores de una flexibilización de los objetivos de déficit venían dándose desde hace semanas, pero el dato oficial ha llevado al Ejecutivo a reclamar moderar las exigencias. La razón alegada es que el objetivo del 4,4% para 2012 se había fijado en un momento de crecimiento de la economía al 2,3% y no en una situación de recesión como la augurada por la Comisión la semana pasada.

Sin embargo, a pesar de los llamamientos del Ejecutivo a la flexibilización, la CE sigue alegando lo mismo: se necesitan datos que justifiquen la desviación de 2011 así como cuáles van a ser los presupuestos de 2012, algo que Rajoy dará a conocer a finales de marzo.

Barroso considera que el primer paso a seguir antes de negociar con los líderes europeos es empezar un diálogo con la Comisión ya que en su opinión no sería correcto que el organismo emitiera un juicio sin disponer de los datos. Asimismo, espera que los presupuestos de este año se acojan al nuevo Tratado de disciplina fiscal.

El ministro de finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, no ha querido pronunciarse sobre el asunto y ha añadido que el tema de esta cumbre es Grecia.