Muy confidencial

Advent resta a la presidenta de la Diputación de León uno de sus 12 cargos

La adquisición de la tasadora Tinsa por parte de la firma de capital riesgo Advent, anunciada en noviembre del pasado año, ha supuesto la total remodelación del consejo de la empresa, compuesto anteriormente por representantes de las numerosas cajas de ahorros (más de 20) que componían el capital de Tinsa.

Entre los consejeros de Tinsa se encontraba Isabel Carrasco Lorenzo, presidenta de la Diputación de León. Tinsa estaba participada, entre otras cajas, por Caja España, de la que Carrasco Lorenzo era consejera. Según publicó en diciembre el diario El País, Carrasco Lorenzo ocupó 12 cargos al menos durante 2010. Como presidenta de la Diputación de León recibió 14 pagas de 5.700 euros (79.800 brutos al año). Y entre dietas y desplazamientos, la dirigente rebasó en 2010 los 158.000 euros. Según cálculos de El País percibió 62.151 euros en 2010 como dietas y desplazamientos de Caja España; ingresó 19.037 por acudir a las reuniones semanales de la institución financiera; y 43.113 euros por asistir a los compromisos mensuales de las sociedades participadas por la caja Invergestión, Inmocaja, y la tasadora Tinsa, radicada en Madrid. Además, la también presidenta provincial del PP recibió 13.392 euros del Instituto Leonés de Cultura, que depende del organismo provincial, en 2010.

De los numerosos consejeros representantes de cajas de ahorros con los que contaba Tinsa "Carrasco Lorenzo era la única en tener perfil político", aseguran fuentes consultadas por este diario. Las mismas fuentes señalan que las reuniones del consejo de Tinsa eran mensuales y que el pago por acudir a dichas reuniones "no era desorbitado".

La firma de capital riesgo Advent, con sede en Boston, EE UU, es una de las mayores del mundo. En España está presente desde 1996, siendo su presidente Juan Díaz-Laviada. La sociedad ha participado en el capital, entre otras compañías españolas, de Parques Reunidos y Jazztel. El pasado día 21 Advent anunció la adquisición de la española Maxam, fabricante de voladuras para la minería y las infraestructuras. Tras la compra de Tinsa, la firma de inversión estadounidense comunicó el pasado mes de enero la adquisición de otra tasadora, Tasamadrid, que era propiedad de Bankia.