El selectivo ha cerrado al mismo nivel al que terminó ayer; la prima de riesgo continúa bajo control

Encefalograma plano en el Ibex

Los datos macroeconómicos de Estados Unidos han soplado hoy a favor del Ibex, que ha logrado en el último momento evitar la caída. Ha terminado exactamente al mismo nivel al que cerró ayer, en los 8.523,7 puntos. Eso sí, la caída en las últimas cinco jornadas se ha situado en el 1,49%. La prima de riesgo se ha mantenido en calma, al cerrar en 316 puntos.

Encefalograma plano
Encefalograma plano

El Ibex ha terminado una semana mala... La única buena noticia es que ha conseguido mantener a salvo el soporte de los 8.500 puntos tras haberlos perdido de manera reiterada a lo largo de la sesión. Eso sí, al contemplar el cierre podría pensarse que hubiera dado igual abrir que no, y es que el selectivo ha terminado exactamente en el mismo nivel de cierre de ayer: los 8.527,7 puntos.

En una semana en la que Grecia y las previsiones de la Comisión Europea han marcado el devenir de las Bolsas europeas, la volatilidad ha sido la norma imperante de una sesión en que el mercado ha seguido muy de cerca los resultados de Telefónica. Tras horas de vacilaciones, el selectivo ha cerrado con enfalograma plano. Eso sí, el balance semanal es negativo: se ha dejado un 1,49%.

El resto de los parqués europeos ha disfrutado de un mejor final, salvo el FTSE británico que, en la línea del Ibex, ha terminado hoy con una caída del 0,02%. Mientras, el Dax alemán ha subido en la sesión un 0,84% y el Cac francés, un 0,69%.

IBEX 35 8.241,70 -0,71%

Las previsiones presentados ayer por Olli Rhen sentaron como un jarro de agua fría entre los inversores. Las economías españolae italiana son dos de las peor paradas según la información del comisario europeo. Igualmente, el índice de referencia español ha sido uno de los peores de la semana en el Viejo Continente, junto con el iitaliano, que se ha dejado un 0,36% en las últimas cinco sesiones.

Durante la mañana, la ausencia de referencias llevó al selectivo a seguir la inercia de las últimas sesiones y las pérdidas volvieron hacer acto de presencia. Sin embargo, gracias a la publicación de los datos de ventas de viviendas nuevas en Estados Unidos, que superaron las previsiones, Wall Street abrió con avances y borró los números rojos del Ibex.

La gran cita del día ha llevado al mercado a dirigir su mirada a Telefónica. La operadora ha presentado sus resultados de 2011. Según lo comunicado a la CNMV el ERE y la compra de Vivo lastraron su beneficio un 47% hasta los 5.403 millones de euros. En un principio las cuentas no convencían a los inversores, pero al cierre ha concluido básicamente plana: ha caído un 0,16%.

La otra gran protagonista de la semana, Grecia ha pasado así a un tercer plano, después de que el miércoles el selectivo se dejase más de un 1% tras la rebaja de Fitch y los temores de los acreedores privados a las pérdidas procedentes del canje deuda. Los bancos han sido los mayores afectados por estos miedos.

En el mercado de deuda, los movimientos han sido mínimos. La prima de riesgo española ha permanecido estable, al cerrar en los 316 puntos, frente a los 319 de ayer. Mientras, la italiana se ha moderado ligeramente hasta los 360 después de que el Tesoro transalpino haya colocado en la subasta de hoy 3.000 millones de euros (cerca del máximo) en bonos a dos años a una rentabilidad menor. En concreto el tipo exigido (3%) es el más bajo desde mayo de 2011. A esta cantidad hay que sumar los 753,5 millones de euros en bonos a cinco años y otros 746,5 millones en bonos a diez años.

El euro, por su parte, recupera terreno frente al dólar y a última hora del día se cambia a 1,33 unidades del billete verde, su nivel más alto desde el pasado diciembre.