Alierta descarta que la empresa financie el dividendo con deuda

Telefónica bajará la deuda a 54.000 millones tras la reestructuración en Colombia

En una presentación con analistas, el presidente de Telefónica, César Alierta, descartó que Telefónica vaya a recurrir a deuda para retribuir a los accionistas. La operadora confía en cerrar la reestructuración en Colombia en los próximos días.

El directivo ha afirmado que la compañía sigue manteniendo una remuneración muy atractiva para los accionistas. En este sentido, Alierta recordó que Telefónica pagará un dividendo en efectivo de 1,30 dólares por acción, que se ampliará hasta los 1,50 dólares por título a través de los planes de recompra de acciones. Una cifra que se repetirá en el año 2013.

Alierta ha recordado que Telefónica ha registrado un récord en la generación de flujo libre de caja afirmando que ha superado a todos sus rivales.

Además, ha defendido el crecimiento estable logrado por Telefónica gracias a motores de crecimiento como Latinoamérica y el mundo del internet móvil. El directivo ha recordado que la compañía ha cumplido todas las previsiones de 2011.

De igual forma, defendió la creación de Telefónica Digital que, en su opinión, contribuirá a mejorar la posición de la compañía en los nuevos negocios vinculados a internet.

En la call conference, el director financiero, Ángel Vilá, ha indicado que la deuda de la empresa se va a situar en 54.804 millones de euros, una vez que la compañía venda una serie de activos no estratégicos (entre los que figuran Portugal Telecom y la también lusa Zon) y concluya la reestructuración de sus operaciones en Colombia, que pasará por la fusión de Movistar Colombia con Colombia Telecom (ColTel), que dará entrada al estado colombiano en el capital de la nueva sociedad (ColTel está participada por el Estado y la propia Telefónica y está en un proceso de recapitalización). El ejecutivo dijo que el proceso de negociación con el Gobierno del país sudamericano está muy avanzado y podría haber un acuerdo en las próximas dos semanas.

Vilá precisó también que Telefónica repatrió desde Latinoamérica un total de 3.300 millones de euros durante el pasado año.

De igual forma, Vilá señaló que 2.356 trabajadores han dejado Telefónica España dentro del ERE abierto. Una cifra que supone el 36% del total del proceso, que se extenderá hasta 2013 y que afectará a 6.500 empleados. El directivo señaló que en 2012, la empresa logrará unos ahorros por este concepto de 200 millones de euros.

El ejecutivo indicó que Telefónica logrará un recorte de costes de 1.000 millones de euros en 2012 a través de la estrategia de recorte del número de terminales de su gama (desde 234 a menos de 100) y con la política ampliación de la eficiencia de redes y de tecnologías de la información.