Bolsa de Nueva York

La economía de EE UU impulsa Wall Street que se queda al borde de los 13.000 puntos

Wall Street ha logrado esquivar las pérdidas de los primeros compases de la negociación y ha entrado en terreno positivo gracias a la publicación de las peticiones por desempleo semanales y la evolución del precio de la vivienda. El Dow Jones ha cerrado con una subida del 0,36%.

Después de tres jornadas consecutivas de ganancias, Wall Street cerró el miércoles con caídas del entorno del 0,2%, una tendencia bajista que se ha mantenido en la apertura de la sesión. Pero el buen dato de las solicitudes semanales de desempleo y la evolución del precio de la vivienda ha cambiado la tendencia del mercado. Así, el índice Dow Jones ha cerrado con una ascenso del 0,36% y se ha quedado de nuevo a las puertas de los 13.000 puntos (12.985), mientras que el S&P 500 ha ganado un 0,43% (1.363 enteros) y el tecnológico Nasdaq un 0,81% (2.957 puntos).

El departamento de Empleo de EE UU ha publicado el dato de las peticiones semanales de subsidio por desempleo, que se mantuvieron en 351.000 la pasada semana, un dato ligeramente mejor que las previsiones de los analistas, que esperaban 354.000. La cifra de paro semanal se mantiene en mínimos de cuatro años.

La Agencia Federal de Financiación a la vivienda ha informado además que los precios de la vivienda subieron un 0,7% en diciembre de 2011.

Estos datos han pesado más sobre los inversores que los malos resultados empresariales arrojados por el grupo informático Hewlett-Packard (HP), que ha sufrido una caída del 6,5% en el parqué neoyorquino.

Dentro del ámbito corporativo, la biofarmacéutica Vivus se ha disparado un 100% en la apertura (ha cerrado con un avance del 77,5%) después de conocerse que su fármaco para la obesidad en adultos, el Qnexa, haya sido recomendado por el consejo asesor de la agencia del medicamento en EE UU. Se trata de un primer paso hacia su comercialización, dado que todavía falta el visto bueno de la FDA (Agencia Americana del Medicamento).

Además, todas las miradas estaban puestas hoy en Apple, que celebraba su junta de accionistas y que al terminar la jornada subía un 0,65%.