3,62 millones de euros

El presidente y el consejero delegado de Abertis cobraron un 8% más en 2011

El presidente de Abertis, Salvador Alemany, y su consejero delegado, Francisco Reynés, percibieron una retribución conjunta de 3,62 millones de euros por sus puestos de consejeros ejecutivos en el grupo en 2011, lo que supone un incremento del 8% en comparación con 2010.

Este importe copa casi dos terceras partes (el 65%) del total de 5,56 millones de euros con que Abertis remuneró a todo su consejo de administración el pasado año, integrado por veinte miembros. Esta cuantía es un 2,6% superior a la 2010, cuando contaba con 19 consejeros.

Así consta en el informe anual de gobierno corporativo del grupo de concesiones de infraestructuras, remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En cuanto al resto de consejeros de Abertis, los catorce con carácter de externos dominicales percibieron un total de 1,51 millones de euros, un 8,3% menos que en 2010.

Entre estos consejeros figuran el presidente de CaixaBank, Isidre Fainé; el presidente de ACS, Florentino Pérez, y su director general corporativo, Ángel García Altozano, y Ricardo Fornesa.

De su lado, los cuatro consejeros externos independientes cobraron un total de 421.000 euros, lo que arroja una disminución del 3,1% respecto al año anterior.

En el marco de su plan de eficiencia, Abertis suprimió durante el pasado ejercicio todos los consejos de administración de todas las sociedades filiales y participadas. En su lugar, constituyó dos consejos asesores, uno en Madrid y uno en Barcelona.