Cierre de las Bolsas europeas

Europa amplía la brecha con EE UU

Contracción en el sector servicios, más necesidad de crecimiento.

Hoy ha sido un día bastante decepcionante en los mercados, aunque a decir verdad, no es que tuviéramos muchas esperanzas de ver un buen comportamiento en general, pero sí poder ver algún amago de intentar cazar a Estados Unidos al quedarse revoloteando cerca de sus importantes resistencias.

Una ligera mejoría en el dato de PMI de China no ha conseguido compensar ni de lejos las cifras en contracción de los PMI que hemos conocido hoy en Europa en el sector servicios. Esto nos ha confirmado la deriva a la baja que están siguiendo las economías de Europa al contar ya con varios países a un trimestre nada más de la recesión técnica, mostrando más todavía la necesidad de apostar por políticas de crecimiento.

El Dow Jones no se ha visto capaz de volver otra vez a atacar la zona de los 13.000 puntos y el SP500 tampoco pudo hacer lo propio con los 1.370 puntos, por lo que Europa se queda sin ese posible apoyo que vendría del nuevo continente, en horario europeo.

Los factores que nos han tenido en rojo todo el día son varios, desde los datos macro que hemos conocido en Europa al comportamiento del súper sector bancario que se ha puesto a bajar cerca del 2% en Europa arrastrado por la fuerte bajada de la industria bancaria en Grecia con sus valores perdiendo cerca del 10%. Al miedo a que tras el intercambio de bonos se necesite más dinero para su recapitalización se ha unido la bajada de calificación por parte de Fitch a C desde CCC del país, contagiando también al sector bancario en Estados Unidos.

Algo que ha puesto la guinda al pastel es el dato de venta de viviendas de segunda mano ya que de momento, a cierre europeo, ha pesado mucho más la fuerte revisión del dato de diciembre por ajustes estacionales de los tres años anteriores que el ver que las unidades anualizadas están al mayor nivel en año y medio. La verdad es que tienen razón al tomarse la situación con calma, pues todo el mundo ahora está fijándose en el sector inmobiliario norteamericano como pistoletazo de salida de la opinión de que la recuperación de la economía está siendo real. El hecho de ver a los índices en resistencias tan importantes no requiere titubeos en los datos macro, porque al ver a algunos indicadores estadísticos mostrar debilidad en las últimas sesiones, hace que el peligro de vuelta a la baja sea muy grande.

El cruce EURUSD deja la sesión europea en positivo cerca del 1,3255 y eso ha dado más alas al crudo para eliminar las pérdidas del día y colocarse por encima de los $106,2 en el WTI y cerca de los $122,7 en el Brent. El no ver descalabros en nuestra moneda es una buena señal que hace que sigamos pendientes del comportamiento de los activos de riesgo en los próximos días.

Los protagonistas sin duda del día han sido las constructoras españolas con una buena subida de cerca del 10% para FCC y del 4% para Sacyr, que realmente han sido como faros en la costa gallega de los mercados con tanto valor en rojo. La intención del gobierno de liquidar las deudas con los proveedores ha sido como aire puro para ellas. También hemos visto subidas del 10% en Peugeot al admitir conversaciones con General Motors para algún tipo de alianza.

En cuanto al mercado de deuda, los bonos españoles han marcado diferencias con respecto a los italianos y a los griegos al acabar subiendo cuando los otros estaban bajando, cosa que sigue mostrando una mejoría de nuestras condiciones de financiación y que poco a poco vamos buscando perder ese 5% en los bonos a 10 años.