Martinsa Fadesa reclamaba más de 1.500 millones de euros

Fernando Martín pierde el juicio contra Manuel Jove

El juzgado Mercantil número uno de A Coruña ha desestimado íntegramente la demanda interpuesta por Martinsa Fadesa contra Manuel Jove y Antonio de la Morena por la compra de la inmobiliaria Fadesa a finales de 2006 por 4.045 millones de euros

La papeleta del juez de Martinsa-Fadesa
La papeleta del juez de Martinsa-Fadesa

El juzgado Mercantil número uno de A Coruña ha desestimado íntegramente la demanda interpuesta por Martinsa Fadesa contra Manuel Jove y Antonio de la Morena. Según fuentes de Inveravante, el grupo de Manuel Jove, el magistrado Pablo González-Carrero ha condenado a la compañía a pagar las costas del juicio.

En su sentencia, el juez recoge que "la valoración de los activos de diciembre de 2006 no pudo ser consideraba por la oferente ni siquiera para confirmar su voluntad de lanzar una oferta porque según se ha probado, el precio unitario de las acciones de FADESA quedó contractualmente fijado en fecha de 28 de septiembre de 2006".

José Antonio Caínzos del despacho Clifford Chance y Pedro Rodríguez Rodero de la firma Ramón Hermosilla Gutiérrez de la Roza, respectivamente, la sentencia demuestra que la demanda interpuesta por Martín era un enorme fraude procesal ya que ni "había hechos, ni pruebas ni tampoco fundamentos de derecho".

Fernando Martín acordó con Manuel Jove la compra a este de la inmobiliaria Fadesa a finales de 2006 por 4.045 millones de euros, en una de las mayores operaciones vividas por el sector aquel año, que se firmó en 2007. Poco después, en julio de 2008, Martinsa Fadesa presentó concurso de acreedores con una deuda aproximada de 7.000 millones de euros, el mayor concurso en la historia de España. En marzo del pasado año se comunicaba la consecución por parte de la inmobiliaria presidida por Fernando Martín de un convenio de acreedores, con lo que prácticamente de forma efectiva se daba por finalizado el concurso de acreedores de la inmobiliaria.

Coincidiendo con esa fecha los accionistas de Martinsa-Fadesa (la mayoría del capital está controlado por Fernando Martín) aprobaron la presentación de una demanda contra el fundador y el ex consejero delegado de Fadesa, Manuel Jove y Antonio de la Morena, reclamando 1.576 millones. Se trataba de la mayor acción de responsabilidad social presentada nunca en el país. El juicio se celebró durante las últimas semanas de diciembre. Con anterioridad el magistrado exhortó a los dos empresarios a tratar de alcanzar un acuerdo.

En la sentencia, a la que ha accedido este diario, el magistrado advierte que las "ventas de inmuebles, de hoteles y la concesión de opciones de venta que configuran en el contrato del 3 de agosto de 2007 como negocios onerosos con contraprestación dineraria que en modo alguno consta que sea, en ningún caso, superior al valor de mercado de los bienes transmitidos". Además añade que el "daño descrito en la demanda (...) no ha quedado en modo alguno revelado".

Martinsa-Fadesa podría recurrir

Martinsa-Fadesa "acata" y "respeta" la sentencia, aunque advierte de que su equipo jurídico la está analizando con vistas a un posible recurso. En un comunicado, la empresa ha explicado que será el consejo de administración el órgano que finalmente decida sobre dicho recurso.