Responsabilidad social corporativa

El retorno económico de la acción social ya se puede medir

La Fundación Seres lanza la herramienta RSC2 para que las compañías evalúen y gestionen mejor las iniciativas

Un deseo se ha cumplido. Los directivos, analistas y stakeholders carecían hasta el momento de las herramientas para medir y evaluar el retorno económico que implican los proyectos de responsabilidad social emprendidos por las empresas. Esta situación ha llegado a su fin.

La Fundación Seres, presidida por Juan Arena, ex máximo directivo de Bankinter, ha desarrollado, en colaboración con McKinsey&Co, la herramienta RSC2. Esta consiste en una metodología de clasificación y valoración de los proyectos de responsabilidad social corporativa (RSC), gracias a la cual las empresas podrán seleccionar mejor las iniciativas de este ámbito que ponen en marcha y evaluar económicamente sus resultados.

"Las empresas describen bien el impacto social de los proyectos de RC en la sociedad, pero casi ninguna mira la incidencia económica que suponen estas iniciativas para la propia compañía", explicó ayer en la presentación Arena. A su juicio, esta herramienta pone de relieve precisamente este aspecto de la acción social. "Su aplicación, si se generaliza, servirá para mejorar las compañías y, también, la propia España. Supone un cambio cultural y empresarial".

La metodología de RSC2 busca un estándar de gestión para consolidar las políticas de RSC de las compañías, según Ana Sainz, directora general de la fundación. "Además, introduce una disciplina en la gestión de este campo, es de aplicación para compañías grandes y pymes, y es válida para todos los sectores (eléctrico, financiero, distribución, consultoría...)".

La herramienta identifica los proyectos individualmente y analiza su valor desde el punto de vista de la gestión del riesgo (el operacional, el reputacional y el regulatorio); el crecimiento (innovación y nuevos productos, nuevos mercados y posicionamiento competitivo y social) y el retorno del capital (eficiencia operacional, optimización de la cadena de suministro y desarrollo del capital humano).

Esta metodología ya se ha puesto a prueba con un programa piloto en el que han participado BBVA, Santander, Accenture, Endesa, Telefónica, el grupo Siro, el grupo Vips e Inditex. Para Arena, "la herramienta demuestra que hacer RS crea valor a las compañías y no lo destruye. Bien hecha, hace más fuerte a la compañía". Arena señaló que el próximo objetivo es acercar la metodología a las escuelas de negocios y a los profesores, "para que incorporen en sus cursos dimensiones de gestión en este ámbito" y a los consejeros delegados.