Consejo de Ministros de Economía y Finanzas de la UE

De Guindos advierte de que las previsiones de la CE serán "más pesimistas"

Las proyecciones económicas que la Comisión Europea (CE) publicará el próximo jueves, que marcarán el inicio del proceso de elaboración de los presupuestos generales del Estado, serán "más pesimistas" que las de octubre, advirtió hoy el titular español de Economía, Luis de Guindos.

El ministro señaló que las cifras "van a ser más pesimistas" que las últimas divulgadas por Bruselas en octubre y que fueron las que "sirvieron de base" a la elaboración de los programas de estabilidad de los países de la zona euro.

De Guindos, en una rueda de prensa en Bruselas tras el Consejo de Ministros de Economía y Finanzas de la UE, eludió decir si España pedirá una flexibilización de su objetivo de déficit.

Tras ver los datos de la Comisión, afirmó, "iniciaremos el proceso de análisis" para debatir "las implicaciones que tienen estas nuevas proyecciones" en las cifras macroeconómicas españolas.

Las proyecciones económicas que divulgó la CE el pasado 10 de octubre mantenían la cifra de mayo sobre el PIB español para 2012, que esperaban un crecimiento del 1,5 % durante este año, un porcentaje que no parece alcanzable en estos momentos, ante el deterioro económico de los últimos meses del ejercicio anterior.

En todo caso, "estamos absolutamente comprometidos con el ajuste presupuestario", tal como se verá con el proyecto de presupuestos generales del Estado, que se presentará a finales de marzo, recalcó el responsable de Economía.

"España está continuamente en contacto con la Comisión Europea" sobre esta cuestión, añadió.

De Guindos explicó que la política económica que ha aplicado el Gobierno desde su estreno a finales de diciembre intenta poner fin a la "hemorragia" de destrucción de empleo causada por la aceleración del deterioro económico, que se agravó desde mediados del año pasado.

Indicó que la austeridad presupuestaria es "básica para la confianza", pero reiteró que el Ejecutivo español está poniendo en marcha reformas (como la del sistema financiero o la laboral) para evitar la "sangría" económica que sufre España en los últimos meses y fomentar el crecimiento una vez que se alcance la estabilización de la economía.

Se mantiene la candidatura de Vicuña para el BCE

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha afirmado hoy que España mantiene la candidatura del español Antonio Sáinz de Vicuña para formar parte de la plaza que quedará libre en junio dentro del comité ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE).

"Evidentemente, España mantiene a su candidato", afirmó el ministro en rueda de prensa. "Queremos que el BCE funcione de una forma correcta, y él tiene mucho que aportar al respecto", añadió.

De Guindos ha dejado claro asimismo que nadie le ha sugerido que España retire su candidato. "No, nadie me ha sugerido nada", ha indicado el titular al final del Consejo de Ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (Ecofin).

Según el ministro, la elección del nuevo miembro del comité Ejecutivo del BCE, que debe sustituir desde junio a José Manuel González-Páramo, "no se ha tratado todavía".

De Guindos ha alabado a Vicuña y ha asegurado que "España ha presentado un muy buen candidato, que es uno de los funcionarios más antiguos que existen en el antiguo Instituto Monetario Europeo, que después se convirtió en el Banco Central Europeo".

Vicuña fue formalmente presentado como candidato ante el Eurogrupo el pasado 23 de enero, con vistas a consolidar la presencia de España en el órgano directivo de la institución monetaria de la eurozona.

También son candidatos el luxemburgués Yves Mersch, que ya está presente en la junta de gobernadores del BCE como presidente de un banco central nacional, y el esloveno Mitja Gaspari, ex gobernador del banco central de su país.

Una vez que los ministros de la zona euro formulen su recomendación a favor de uno de los aspirantes, ésta tendrá que ser respaldada por el Ecofin y a continuación por el Parlamento Europeo y el propio BCE. El nombramiento deberá después ser aprobado por mayoría cualificada por el Consejo Europeo, antes de junio, cuando concluye el mandato de González-Páramo.

Mario Draghi, el presidente del BCE, declinó el pasado día 12 pronunciarse sobre si España debe seguir teniendo un consejero en el comité ejecutivo, pero el Gobierno español cree que cuenta con los apoyos suficientes para lograr la permanencia del puesto.

De lograrlo, Sáinz de Vicuña sería el tercer español en ocupar una silla en el comité del BCE, tras Domingo Solans, que la ocupó entre 1998 y 2004, y el propio José Manuel González-Páramo, que le sustituyó.

Antonio Sáinz de Vicuña (Barcelona, 1948), licenciado en Derecho y Ciencias Económicas, ha sido desde junio de 1998 director general del servicio jurídico del BCE, puesto desde el que ha tenido que asesorar sobre las posiciones jurídicas de la autoridad monetaria.

Efe