Nueve millones de vehículos vendidos

General Motors dispara un 62% su beneficio en 2011

El grupo General Motors, primer fabricante mundial de automóviles, obtuvo el pasado año un beneficio neto de 7.600 millones de dólares (unos 5.850 millones de euros al cambio actual), lo que supone un aumento del 61,7% respecto al ejercicio anterior y la cifra más alta desde 1997, cuando las ganancias sumaron 6.700 millones de dólares (5.150 millones de euros).

Vista exterior del edificio de General Motors en Detroit, Michigan
Vista exterior del edificio de General Motors en Detroit, Michigan

El presidente de la corporación, Dan Akerson, ha destacado que General Motors consiguió superar sus objetivos en su primer año completo tras el regreso a Wall Street. De hecho, el grupo recuperó su posición como primer fabricante mundial de automóviles, con unas ventas de 9,02 millones de unidades, un 7,6% más.

La cifra de negocio de la multinacional norteamericana ascendió en 2011 a 150.300 millones de dólares (unos 115.615 millones de euros), lo que se traduce en una progresión del 11% en comparación con los ingresos del ejercicio precedente.

Pese a la positiva evolución global de la empresa, sus operaciones en Europa siguieron arrojando pérdidas. La filial europea de GM redujo sus números rojos un 65% en 2011, hasta 700 millones de dólares (unos 540 millones de euros), fracasando así en el objetivo inicial de volver al breakeven.

Akerson ha destacado que se adoptarán medidas en Europa y en Sudamérica, también en pérdidas. El director financiero de GM, Dan Ammann, fue más preciso al señalar que habrá un programa para reducir costes. "Estamos trabajando duro para eliminar la complejidad, para reducir los costes de la organización y para elevar los márgenes en todas las regiones, y para devolver a Europa y a Sudamérica a la rentabilidad", ha anunciado.

En contraste con la situación de Europa y Sudamérica -en esta última las pérdidas fueron de 100 millones de dólares (77 millones de euros) en 2011-, las ganancias en Norteamérica sumaron 7.200 millones de dólares (5.540 millones de euros), un 26,3% más. Las operaciones internacionales aportaron un resultado positivo de 1.900 millones de dólares (1.460 millones de euros), un 17,4% menos.

General Motors espera seguir aumentando este año sus ingresos, aprovechando la expansión de la industria automovilística global, y apostará por el desarrollo de nuevos productos y tecnología con una inversión orgánica de 8.000 millones de dólares (6.150 millones de euros) en 2012.

Al cierre del pasado ejercicio, General Motors disfrutaba de una posición de liquidez de 37.500 millones de dólares (unos 28.900 millones de euros) en su división de Automoción, un 12% más que el registro del 31 de diciembre de 2010.