Arrestados otros seis directivos

Detenido el expresidente de Olympus por el escándalo de pérdidas encubiertas

El expresidente de Olympus Tsuyoshi Kikukawa y otras seis personas han sido arrestadas esta mañana por el escándalo de las pérdidas encubiertas, informó la agencia local de noticias Kyodo. Kikukawa, de 71 años, fue demandado por la propia compañía a principios de enero junto con otros 18 altos cargos de Olympus, que los considera responsables de un fraude contable de al menos 117.700 millones de yenes (unos 1.150 millones de euros).

La japonesa Olympus era "corrupta desde su núcleo"
La japonesa Olympus era "corrupta desde su núcleo"

El expresidente del grupo nipón fue arrestado esta mañana por investigadores de la Fiscalía de Tokio, que también registraron su vivienda en la ciudad de Kawasaki, al sur de la capital nipona, en busca de indicios sobre su participación en el que es uno de los mayores escándalos financieros de Japón, según informa la agencia de noticias Kyodo. La compañía estima que son responsables de un fraude contable de al menos 117.700 millones de yenes (unos 1.150 millones de euros).

Según la televisión pública NHK, la Fiscalía también ha detenido al exvicepresidente de Olympus Hisashi Mori, al exauditor Hideo Yamada y a otras cuatro personas sospechosas de haber participado en el millonario encubrimiento de pérdidas desde la década de 1990.

El pasado diciembre, un panel independiente creado por Olympus determinó que las pérdidas fueron expresamente "maquilladas" en un esquema financiero aparentemente diseñado por Mori y Yamada, y del que Kikukawa habría tenido conocimiento.

El escándalo se destapó el pasado octubre, cuando se produjo la destitución del entonces presidente de Olympus, el británico Michael Woodford.

En un principio la junta directiva indicó que la destitución respondía a divergencias sobre la dirección y el método de gestión, pero el propio Woodford reveló luego que su cese se había producido por haber cuestionado las irregularidades internas en la empresa.

Desde su destitución, que sacó el caso a la luz pública, las acciones de Olympus en la Bolsa de Tokio han perdido casi la mitad de su valor.

Está previsto que los fiscales interroguen a Kikukawa y el resto de los detenidos, mientras el fabricante nipón planea celebrar una reunión extraordinaria de accionistas el próximo 20 de abril para elegir una nueva junta directiva.

Olympus, uno de los principales fabricantes mundiales de material fotográfico, óptico e instrumentos de precisión, anunció el pasado lunes que para este año fiscal, que termina el 31 de marzo, prevé una pérdida neta de unos 32.000 millones de yenes (unos 312 millones de euros).