Cayó un 16% hasta septiembre de 2011

Tragsa, Navantia y Enusa lastran la facturación de la SEPI

El peor comportamiento de empresas públicas clave como Tragsa, Navantia y Enusa ha lastrado la facturación de la SEPI, que al cierre del tercer trimestre de 2011 cayó un 15,8%, hasta los 2.392,7 millones.

Detalle de la sede de la SEPI en Madrid
Detalle de la sede de la SEPI en Madrid

La evolución de los ingresos de la Sociedad Estatal de Participaciones Indsutriales (SEPI) no está siendo precisamente positiva en los últimos meses. El peor comportamiento de empresas clave para el negocio del holding público, como Tragsa, Navantia o Enusa, provocó que la facturación del grupo cayera un 15,8% al cierre del tercer trimestre del año pasado, hasta los 2.392,7 millones de euros.

Según los últimos datos disponibles de la SEPI, a los que tuvo acceso Cinco Días, el retroceso experimentado por estas tres empresas (que suponen el 73% de la negocio del holding) fue ligeramente compensado por unas mayores ventas en sociedades como Ensa, Defex e, incluso, la minera Hunosa y la tabaquera Cetarsa.

En conjunto, el grupo cerró los nueve primeros meses de 2011 con un beneficio atribuible de 82,09 millones, una cifra considerablemente mejor que los 293.000 euros del mismo periodo de 2010. Esto fue posible gracias a los mayores resultados de las tres principales cotizadas en las que participa la SEPI (EADS, Red Eléctrica y Enagás) y a que las pérdidas brutas en el resto de empresas del holding se pudieron recortar en 25,3 millones, pese los problemas en Tragsa, agencia Efe y Mercasa.

REE 19,27 -0,54%
AIRBUS GROUP 93,29 -0,38%

La SEPI fue capaz reducir sus gastos de explotación en el periodo en un 16,1%, hasta los 2.427 millones. De estos gastos, el 47,6% corresponde a aprovisionamientos, un 35,5% a personal, un 15,3% a servicios exteriores y el 1,6% restante, a amortizaciones y otros.

En los tres primeros trimestres del año, las empresas del holding público consiguieron cerrar contratos por 1.303,2 millones, siendo los de mayor peso los conseguidos por Tragsa, que sumaron 571,2 millones y estuvieron relacionados con infraestructuras rurales, actuaciones medioambientales y de regadíos y con la construcción de dos Paradores.

Cartera de pedidos y empleo

Gracias a los nuevos encargos firmados, la cartera de pedidos del conjunto de la empresas de la SEPI alcanzaba al tercer trimestre de 2011 los 5.545,5 millones, y se concentraba sobre todo en los astilleros de Navantia (2.309,4 millones), en la nuclear Enusa (1.906 millones) y en Tragsa (897,5 millones).

A 30 de septiembre del año pasado, la plantilla de la SEPI era de 26.605 personas, con una reducción neta del 14,1% (4.375 personas) respecto a los nueve primeros meses de 2010 debido al recorte de eventuales acometido en Tragsa y a las prejubilaciones en Hunosa.

Pese a ello, Tragsa concentra el 55,5% de la plantilla del grupo público, frente al 21,5% de Navantia, el 7% de Hunosa o el 4,8% de la agencia de noticias Efe, por ejemplo.

Moody's rebaja la calificación del holding público

La agencia Moody's ha rebajado las calificaciones a largo plazo de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), de la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores) y del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF).

La SEPI ve rebajada su nota dos escalones, que pasa de A1 a A3, al igual que sucede en los casos de Cores y ADIF, cuyas calificaciones pasan de A2 a Baa1.

La agencia también ha decidido rebajar la calificación a corto plazo de ADIF de Prime-1 a Prime-2.

Las tres sociedades son incluidas también en tendencia negativa, "en línea con la perspectiva negativa de la calificación del Gobierno de España".

Ayer por la noche, Moody's rebajó las notas de ocho comunidades autónomas, dos diputaciones forales y del Consorcio de Transportes de Vizcaya. Además, revisó a la baja las perspectivas de varios bancos españoles.

Efe