Diez empresas crean el colectivo Fidex

Las mayores ingenierías de Tecniberia se unen en una plataforma anticrisis

Una decena de las mayores ingenierías agrupadas en la patronal Tecniberia han dado el paso de unirse en una nueva asociación denominada Fidex. Firmas como Eptisa, Inypsa, Typsa, Prointec o Inocsa formarán equipo para salir de la crisis que lastra al sector.

Algunas de las mayores referencias de Tecniberia, patronal que representa a 300 ingenierías españolas, han comenzado a dar pasos en paralelo a la gran asociación del sector. Es el caso de la decena de entidades enfocadas hacia proyectos de obra civil que están impulsado el Foro de Ingenierías de Excelencia (Fidex), un nuevo colectivo en el que tratan de buscar soluciones al derrumbe del negocio en España.

Fuentes cercanas a la asociación de nuevo cuño aseguran que no se trata de una escisión de la patronal. Aunque lo cierto es que Tecniberia no ha tenido nada que ver en su creación y tampoco ha habido una invitación general a sus empresas asociadas a sumarse a la iniciativa. El hecho es que Fidex se constituirá oficialmente la próxima semana y parece que en breve se comunicarán sus intenciones al resto de Tecniberia.

Fidex sería lo más parecido a un club selecto dentro de la patronal, con las puertas entreabiertas a incorporaciones.

Las empresas involucradas son Eptisa, Euroconsult, Euroestudios, Getinsa, Inocsa, Entecsa-Inarda, Inypsa, Paymacotas, Prointec y Typsa, quienes integran este reducido foro coincidiendo con dos circunstancias: Tecniberia está en plena crisis de gobierno con la reciente salida de la presidencia de José Luis González Vallvé, a quien se trata de sustituir con el fichaje de una persona externa, y el sector de la ingeniería atraviesa unas dificultades prácticamente sin precedentes en España.

La formación de Fidex parece surgir de la doble necesidad de abordar la diversificación geográfica y de presionar al Gobierno español para que apueste por unos servicios de ingeniería de la máxima calidad.

Fidex, cuyos miembros permanecerán incluso en órganos directivos de Tecniberia, también defenderá argumentos de esta última como es la necesidad de que Fomento impulse una biblioteca de proyectos. En este caso, se trata de promover contratos de ingeniería que avancen obras para que se ejecuten conforme vaya mejorando la situación económica o cuando se capte colaboración privada para la financiación de las mismas.

En cuanto al proceso de internacionalización que precisa el sector para sobrevivir, las fuentes consultadas no descartan la unión de fuerzas de los componentes de Fidex para abordar grandes proyectos en el exterior. De hecho, algunos de sus socios fundadores ya tienen experiencia en trabajos comunes fuera de España.

Salvavidas

Días antes de las elecciones del pasado 20 de noviembre, Tecniberia demandó un nivel de contratación de 1.000 millones al año al Gobierno que surgiera de las urnas. De otro modo, aseguran, habrá una nueva oleada de cierres en un sector con más de 50 años de existencia en España, que engloba a 3.000 empresas y que viene padeciendo los drásticos recortes de obra pública desde finales del ejercicio 2008.

Esa petición de trabajo por 1.000 millones de euros está muy por debajo de la cifra de 2.500 millones que el ministerio de Fomento puso en juego en 2007.

"Verdaderas" referencias en obra civil

El común denominador de las compañías que integran Fidex es su dedicación a la ingeniería de obra civil. Serán sus 10 socios fundadores quienes decidan sobre futuras incorporaciones, y sus mensajes centrales son claros: el desarrollo, más cualitativo que cuantitativo, de obras en España merece un mayor esfuerzo en ingeniería, y es preciso incorporar criterios de excelencia en la selección -por parte de la Administración- de estos servicios.

Las empresas creadoras de Fidex, que buscará ser un foro de debate interno y de influencia hacia el exterior, dicen ser "verdaderas" empresas de ingeniería de obra civil. Un matiz de autenticidad que da a entender que la bonanza económica de épocas pasadas dio lugar a intrusismo en el negocio.