Primer tirón de orejas para Mariano

En clave política debe entenderse la filtración a Reuters, ayer, de las dudas que en Bruselas despiertan las cifras de déficit anticipadas por el nuevo gobierno. Demasiadas horas tardó la Comisión en desmentir la información (lo hizo su portavoz a última hora de la tarde), y demasiado despistado andaba el nuevo gobierno, con Guindos hablando desde Londres y una Moncloa que emitió un extraño comunicado varias horas después de la noticia de Reuters.

Antes que nada, conviene recordar un par de cosas. Primero, contabilizar el déficit no es como mirar las cuentas de una casa. El Gobierno puede aplicar distintos criterios de contabilización sobre las cifras, puede activar o paralizar gastos aprobados pero no desembolsados, puede computar de distinto modo operaciones financieras... siempre que dichas operaciones estén dentro de los criterios de Eurostat. Como sucede en el deporte de elite, donde el concepto de dopaje no es absoluto sino relativo, también pasa con las cuentas públicas.

Baste como ejemplo que Grecia, que todos asumimos que engañó con sus cifras de déficit público en la pasada década, en realidad el mecanismo utilizado por Atenas estaba validado por Eurostat (es por este tipo de cosas por lo que los bancos de inversión y los buenos abogados cobran tanto), y solo se descubrió años después. De hecho, Italia podría haber hecho algo parecido. No es tanto qué hacen los gobiernos con sus cuentas sino en qué medida Eurostat valida o no los criterios utilizados. Una cosa es resistir, o no, la tentación de cargar déficit a gobiernos anteriores, y otra hacerlo saltándose las normas de Eurostat.

En segundo lugar, cabe recordar que todo forma parte de un juego político sobre una ficción: reducir el déficit del 8,2% al 4,4% en un año es algo que no tiene parangón en los países industrializados. Hacerlo sin devaluar la divisa es, directamente, imposible. Por eso el nuevo Gobierno ha insistido en que cumplirá los objetivos de Bruselas, al tiempo que ha intentado que la UE relaje el objetivo del 4,4%.

Por eso, aunque la prensa más cañí hoy nos intente contar que todo se trata de una conspiración socialista, lo cierto es que Bruselas respondió ayer, agarrando de las solapas al señor Rajoy. Por mucha reforma laboral o financiera, la UE no va a relajar sus objetivos para España mientras ahoga a Grecia. Y mucho menos si el Gobierno no quiere presentar presupuestos antes de las elecciones andaluzas.

La pelea se entiende mejor si se tiene en cuenta que la UE aprobó en noviembre que, para evitar que se repita el caso griego, los Estados tienen que remitir a Bruselas una orientación de sus presupuestos anuales. Es la mista suerte de control previo de las cuentas públicas que el Gobierno central quiere ejercer sobre las autonomías. Por eso para Bruselas es clave recibir este presupuesto y verificar el compromiso real de España con la reducción del déficit.

Con la filtración de ayer, la UE dejó claro quién manda aquí. Ni siquiera es necesario que el BCE compre menos deuda o deje de comprarla. Una filtración a tiempo nos recuerda que seguimos sometidos a una intervención de facto. Queda la duda de si esta intervención forzará realmente al Gobierno a publicar los presupuestos antes de lo previsto o simplemente se trata de un toque de atención. En todo caso, se trata del primer tirón de orejas serio para el nuevo Gobierno, con vertiente tanto exterior, en la medida en que la noticia puede sembrar dudas en los mercados, como interna, porque el déficit es el argumento bajo el que se presentan las dolorosas medidas del PP.

Música contra la crisis John Lee Hooker Boom Boom

Sïgueme en Twitter @Nuno_Rodrigo5 o pinchando aquí.

Comentarios

Se puede decir más alto, pero no más claro Enhorabuena por el blog
Varias preguntas: 1.- Se dice que el Gobierno actual no presenta todavía los presupuestos por interes electoral en Andalucía, es probable. Pero, los presupuestos se presentan en el segundo semestre del año anterior, y entonces ¿por qué no presentó los PGE el anterior Gobierno si la entrega de poder era a finales de Diciembre?, ¿cúal fue la razón, según ustéd?. 2.- Se dice que el Gobierno actual puede haber inflado el deficit siguiendo criterios válidos por Eurostat. ¿El anterior Gobierno los pudiera tener desinflados siguiendo criterios también válidos segin Eurostat?. Por ejemplo, si Fomento debe 40.000 millones en vez de 34.000. ¿No puede ser porque gasto no solo comprometido sino también ejecutado todavía no ha devengado? ¿Qué haría ustéd si le dicen que debe pagar 6.000 millones de obra ya realizada pero que se retrasa su certificación unos meses para que cuente al año siguiente, decir que el deficit es en su mandato o del anterior?. 3.- Siguiendo las normas Eurostat intermedias, ¿a qué se aproximaría más el deficit real al 6% de previsión del anterior Gobierno hasta la entrega de poder a finales de Diciembre, o al 8,2% de la previsión del nuevo Gobierno a primeros de Enero?. 4.- ¿Qué Gobierno se comprometió en Bruselas a dejar el deficit en el 4,4% en 2.012, después de llevarlo por encima del 11% en 2.009? 5.- Si un Gobierno sabe que no puede cumplir un compromiso que él no alcanzó pero sabe de la sensibilidad de los mercados y que la parte con la que hay compromiso no quiere suavizarlo, ¿qué debe hacer?, ¿no será lo mejor decir que sí que los vas a cumplir, ponerte en el camino de hacercarte los más posible a ese objetivo, y por otra parte negociar que se suavice ya sea en Junio o Septiembre? ¿Puede contestarme a esas preguntas?, querido Nuño.
Chapeau para esta entrada en el blog... y despues de esto, cuales seran los proximos recortes que nos esperan para hacer como que se va a cumplir con el objetivo del 4,4%?
Creo que no deberíamos hablar de lo que no conocemos. Esto es una guerra de cifras, un tira y afloja, cada uno con sus intereses. A mí me da un poco igual siempre y cuando nos lleven a buen puerto. De momento vamos mal porque ya nos han subido el IRPF por que sí. Eso sí me importa.
Otra cosa. Esto no es igual a lo de Grecia o Italia. Pongamos un ejemplo. No es lo mismo un estudiante que suspende y le dice a su padre que ha aprobado, que el que aprueba y dice que ha suspendido para que su padre le pague una academia. El problema surge cuando el buen estudiante dice a su padre que la academia cuesta 500 cuando vale 100 y así en vez de estudiar durante 3 horas en casa va una hora a la academia y la otras dos horas las dedica a jugarse los 400 euros restantes al póker con los amigos, en vez de aprovechar la academia para sacar un 10.Es decir, lo malo sería el gobierno estuviera mintiéndonos a todos para hacer los recortes que le venga en gana, con ello ganar tiempo y así dejar de actuar donde deben, de las partidas en las que pueden meter mano. Y al final del todo pretender quedar como dioses.
Oscar, hoy el Secretario de Estado de Economía lo ha dicho muy clarito: El déficit, de existir, procede de las CCAA, ya que el Gobierno central cumplió. Y cada palo que aguante su vela. No nos metamos en berenjenales ni cambiemos las churras por las merinas.
Básicamente la comisión dice a españa que la quiere destruir y que cuidadito con rechistar, es eso, no? Quiero decir, ese ajuste fiscal en una crisis por desapalancamiento es directamente la destrucción de una enorme capacidad productiva. Es contraer la masa monetaria en un momento en que la gente quiere dinero.. ergo muchisima menos demanda agregada para retener dinero y destrucción de capital indsutrial humano. Así pues, es un aviso de que nos van a tirar una bomba y que nada de pedir que sea de menos kilotones. Realmente esta Europa está gobernada o por suicidas o por maniacos soicopatas. No tiene otra explicación. No se dan cuenta que aplicar esas politicas lleva a la destrucción del euro y al default total? realmente no lo saben?
Estupenda entrada: Publicado por: Oscar | 02/15/2012 en 01:57 p.m.
Oscar, si quieres convertir este blog en un pimpampum patrio, te equivocas. Es un análisis, mi análisis, sobre la cuestión de si se infló déficit o no. Sobre la última de tus preguntas, la única que trata sobre este tema, pues creo que el Gobierno no tiene muchas opciones. Comprometerse pero preparar el terreno para el incumplimiento. Y dejar en manos de la UE si quieren reconocerlo o no. Una alternativa es la contraria; decir que no tienes margen y tratar de negociar en posición de fuerza. Al fin y al cabo, Alemania no puede permitirse dejar caer a España. Pero Berlusconi intentó apretar y mira como acabó.
Normas
Entra en El País para participar