1.500 anuncios del sector tuvieron que ser modificados

La banca dispara las consultas a Autocontrol de la publicidad

La adhesión de la banca a la asociación encargada de regular la publicidad disparó en 2011 el número de consultas previas sobre la adecuación de campañas publicitarias a la ley. En este sector, 1.502 anuncios tuvieron que ser modificados por no respetar la normativa.

Imagen de una de las campañas de Autocontrol
Imagen de una de las campañas de Autocontrol

Autocontrol, el organismo encargado de garantizar en España que la publicidad es legal, honesta y leal, multiplicó su trabajo el año pasado. La adhesión del sector bancario a la asociación disparó el número de consultas previas a la emisión de campañas publicitarias, que pasaron de las 8.162 de 2010 a las 17.639 de 2011.

"Cada vez se recurre más a nosotros para evitar el conflicto", señaló hoy el director general de Autocontrol, José Domingo Gómez. El organismo asesora sobre la correción legal y ética de campañas y anuncios antes de su emisión. Lo hace a petición del anunciante, agencia o medio que difundirá la publicidad y su compromiso es el dar una respuesta en el plazo de un día en el caso de la televisión y de tres en el del resto de medios.

El año pasado, Autocontrol tramitó 9.158 consultas de este tipo procedentes del sector bancario. En 1.502 casos (el 16% del total), recomendó hacer cambios en las publicidades o no emitir las campañas. Solo un caso se llevó ante el llamado Jurado de la publicidad, una especie de tribunal interno que tiene la última palabra en estos asuntos para los asociados, tras la denuncia de un particular contra una campaña de ING Direct.

Los principales problemas detectados con la publicidad financiera estuvieron relacionados con la omisión de información que es obligada por ley o con cálculos erróneos o poco claros de los tipos de interés ofertados en algunos productos.

Las reclamaciones se mantienen

En general, el año pasado acabaron ante el Jurado de la publicidad 146 reclamaciones, tres más que en 2010. La mayor parte de los casos fueron presentados por consumidores, cuyas peticiones crecieron un 20,5%. Los medios que acumularon más reclamaciones fueron televisión (34%) y prensa escrita (25%).

Las quejas están relacionadas con publicidad desleal o engañosa, infracciones legales, publicidad encubierta, protección de menores, publicidad discriminatoria o abuso de la buena fe del consumidor, entre otros motivos.

Las reclamaciones que afectan a publicidad dirigida a niños cayeron un 60% (solo se plantearon cuatro casos) y las relacionadas con asuntos que afectan a la dignidad de la mujer pasaron de tres a solo uno.

Los responsables de Autocontrol (cuyos socios concentran entre el 70% y el 80% de la inversión publicitaria en España) prevén que se vuelva a registrar un aumento de su actividad a lo largo de este año, con la incorporación del sector del juego al organismo y tras la firma de un convenio con las principales webs de citas y parejas por internet.