Se prevé un ajuste de tres puntos hasta los 901.000 millones

Obama anuncia una subida de impuestos a las rentas altas para reducir el déficit en 2013

El presidente de EE UU, Barack Obama, presentó ayer los presupuestos generales para 2013, que contemplan un gasto de 3 billones de dólares, un 2,7% más en tasa anual.

El presidente de EE UU Barack Obama, durante su tercer discurso del Estado de la Unión el 25 de enero de 2012.
El presidente de EE UU Barack Obama, durante su tercer discurso del Estado de la Unión el 25 de enero de 2012.

"La principal idea en el presupuesto es que, en momentos en que la economía está creciendo y creando empleos más rápidamente, tenemos que hacer todo lo posible para mantener en el buen camino de esta recuperación", sostuvo al presentar las cuentas ante el congreso al Congreso.

El objetivo prioritario es reducir el abultado déficit de EE UU, que se situó en septiembre, fin del último año fiscal, en 1,3 billones de dólares (el 8,6% del PIB). Las cuentas avanzadas ayer por Obama prevén un ajuste de tres puntos hasta los 901.000 millones (el 5,5% del PIB). Si logra llegar a este umbral sería la primera vez desde que gobierna en la que la diferencia entre gastos e ingresos se sitúe por debajo del billón de dólares.

El aumento del gasto se verá compensado con un incremento del ahorro (fundamentalmente a través del final de las guerras en Irak y Afganistán, que propiciará 850.000 millones) y un aumento de los impuestos, en especial de las rentas más altas. Entre estos últimos destaca "la tasa Buffett", en referencia a su promotor, el multimillonario Warren Buffett, que establece que aquellos hogares que declaren unos ingresos superiores al millón de dólares anuales (758.000 euros) deberán pagar un tipo del IRPF que en ningún caso bajaría del 30%.

Las cuentas también establecen un aumento de la presión fiscal sobre los gestores de hedge funds y fondos de capital-riesgo, a los que en la actualidad solo se les aplica un tipo impositivo máximo del 15%, y la supresión de las deducciones para las grandes empresas, en especial para las petroleras.

rebaja en sociedades

l Las cuentas de 2013 no solo incluyen subidas de tributos. También está prevista una rebaja del impuesto de sociedades que grava la actividad de las compañías en EE UU. Este está situado en la actualidad en el 35%, uno de los más altos a nivel mundial.