Una red sin contenidos prohibidos por el Corán

Salam World, la alternativa islámica al Facebook

Una red social para un público musulmán, sin contenidos prohibidos por el Corán e inspirada por el papel que jugó Facebook en la Primavera árabe. Salam World, en fase de elaboración y cuyo lanzamiento se espera para el próximo agosto, espera conseguir 50 millones de usuarios antes de tres años.

Logotipo de Salam World
Logotipo de Salam World

Un nutrido grupo de dirigentes islámicos de todo el mundo ha presentado hoy, en un congreso en Estambul, la red Salam World, destinada a ser una alternativa a las redes sociales como Facebook, según sus promotores. El evento ha contado con un centenar de asistentes de Turquía, Rusia, Indonesia, Kuwait, Kazajistán, Arabia Saudí y España, entre otros países.

Los participantes han dado su respaldo a un proyecto de red social que el actor turco Ahmet Ozhan ha considerado "sin contenido ilícito" y apto para un público musulmán que "no quiere encontrarse con aspectos nocivos o cosas que no quieren ver". El vicepresidente de la compañía fundadora de la red, Ajmed Azimov, asegura que Salam World "tiene como principal objetivo unir a la juventud musulmana en una visión común y los valores sanos de Islam, intentando no difundir informaciones malsanas".

Con una oficina matriz en Estambul, filiales en Moscú y en El Cairo y coordinadores en 30 países, la red espera conseguir 50 millones de usuarios antes de tres años, según ha vaticinado Azimov. "El corazón de este proyecto es crear una red sin contenidos prohibidos por la religión. Para conseguirlo, vamos a contar con un gran equipo de moderadores y habrá filtros. También contamos con los usuarios para moderarse a ellos mismos y para filtrar los contenidos que se difundan", explica el empresario ruso, originario de Daguestán (Cáucaso).

El presidente de la junta directiva de Salam World, el también ruso Abdul-Vakhed Niyazov, ha destacado la participación de representantes de la "élite islámica de casi 40 países". Ha resaltado asimismo que el proyecto incorporará no solo una red social, sino también noticias, tiendas de productos halal (autorizados por el Islam) a través de la red, inversiones en negocios de carácter islámico y debates teológicos. El sitio propone además guías de ciudades que permitan localizar mezquitas, un sistema de enseñanza a distancia y otro de consultas sobre temas teológicos o familiares. "En estos momentos, nos estamos ocupando de la compra de enormes recursos islámicos en Internet para ponerlos a disposición en nuestra red", ha afirmado Azimov. "Vamos a intentar crear una enciclopedia digital, una especie de Wikipedia islámica", ha añadido.

El expresidente de Malasiam Mahathir Mohamadm ha expresado su apoyo al plan mediante un mensaje en vídeo, mientras que los líderes de dos influyentes agrupaciones político-religiosas de Indonesia, Nahdatul Ulama y Mohammadiya, que juntos suman 90 millones de seguidores, según sus propias cifras, lo hicieron en persona.

El director del Consejo de Relaciones Americano-Islámicas, Nihad Awad, ha destacado el papel que Facebook desempeñó en las revoluciones de la llamada Primavera Árabe, y ha prometido que Salam World será una "segunda fase" de la misma, pese a que la presentación oficial del proyecto excluye "contenidos políticos".

Tareq Mohamed Suweidan, dirigente del movimiento de los Hermanos Musulmanes de Kuwait y director ejecutivo de la cadena de televisión religiosa Al Risalah, ha subrayado que Salam World no solo ofrecerá una plataforma a los usuarios de redes sociales, sino que también se propone formar y cambiar los gustos y preferencias de estos para que se adapten mejor al ideario islámico.

En cuanto a la financiación del proyecto, los responsables no han querido dar cifras. "Tenemos dinero, no hay problemas por ese lado. Los inversores son un grupo de hombres de negocios del mundo musulmán", ha asegurado el vicepresidente de Salam World.