Anima al alquiler de las casas vacías

Bernanke: la debilidad inmobiliaria frena la recuperación de EE UU

El presidente de la Reserva Federal (Fed), Ben Bernanke, ha asegurado este viernes que la "debilidad" del mercado inmobiliario sigue siendo un "impedimento" para la recuperación de la economía de EE UU y ha alentado al alquiler de las casas desocupadas.

"El débil estado del sector inmobiliario ha sido un impedimento para una recuperación más rápida, lo que se refleja en la depresión de la actividad de construcción y el empleo", ha señalado Bernanke.

El presidente de la Fed ha realizado estas declaraciones durante su intervención en la Conferencia Anual de la Asociación Nacional de Constructores en Orlando, Florida.

Desde 2009, el precio de las casas ha caído cerca de un 40% en términos reales, ha indicado Bernanke. Como consecuencia, agregó, uno de cada cinco propietarios cuentan ahora con hipotecas "sumergidas", es decir, aquellas en las que la deuda con el banco es mayor que el precio de su vivienda.

Además, los numerosos desahucios e impagos han provocado que más de un millón de casas estén desocupadas en EE UU, lo que incide en la espiral de debilitamiento de precios.

Por ello, Bernanke ha alentado a los acreedores que poseen esas viviendas a que se sumen al mercado de alquiler para poner en el mercado esas viviendas y contribuir al saneamiento del sector hipotecario. "Con la caída de los precios de venta y la subida de los alquileres, tiene sentido pasarse al mercado de alquiler (...) ya que cuentan con potencial para el éxito", ha añadido.

El presidente de la Fed ha destacado que "la recuperación de nuestro sistema financiero y la normalización de las condiciones de crédito también se ven frenadas por la situación de la vivienda y el mercado hipotecario". "Dados los bajos estándares existentes durante el boom del crédito, algo de ajuste sin duda era apropiado para proteger a los consumidores y asegurar la salud de los prestamistas", ha indicado.

No obstante, insiste en los peligros generados por "la actual contracción del crédito que impide que accedan a financiación hogares con capacidad de endeudamiento" y sus efectos sobre el flujo de financiación general.

Todos estos obstáculos han reducido el gasto de los consumidores, tradicional motor económico de EE UU y que supone el 70% del Producto Interior Bruto (PIB), lo que contribuye a que la recuperación económica sea "frustrantemente lenta".

Bernanke ha aprovechado también la ocasión para defender los programas públicos lanzados recientemente por la Administración del presidente Barack Obama para ayudar a los propietarios hipotecados a refinanciar las condiciones de su deuda.

Las palabras del presidente de la Fed se producen un día después de que el Departamento de Justicia anunciase que cinco de los mayores bancos de Estados Unidos deberán pagarán al Gobierno más de 25.000 millones de dólares por los abusos hipotecarios cometidos a raíz del estallido de la burbuja inmobiliaria.