A tavés del fondo de rescate europeo

El BCE tantea formulas alternativas para participar en el rescate griego

El presidente del BCE, Mario Draghi, ha insistido en que el emisor comunitario, como tenedor de títulos soberanos griegos, no asumirá quitas, pero a la vez, tampoco aclara cual será su decisión. Tanta indefinición ha provocado que se propaguen rumores en torno a posibles formulas alternativas que el BCE podría utilizar para aliviar la presión sobre la Tesorería helena.

Mario Draghi ha confirmado en la rueda prensa posterior a la reunión mensual del BCE que el primer ministro griego, Lucas Papademos, se ha puesto en contacto con él para transmitirle la noticia de que los principales partidos han firmado el pacto que impedirá la quiebra de Grecia. El banquero italiano ha insistido en que la entidad, como tenedora de títulos soberanos griegos, no asumirá quitas. Tampoco ha dejado claro si mantendrá los bonos hasta el vencimiento (lo que le reportaría beneficios en caso de que Grecia pagara) y se ha remitido a la reunión esta noche del Eurogrupo.

Tanta indefinición ha provocado que se propaguen rumores en torno a posibles formulas alternativas que el emisor comunitario podría utilizar para aliviar la presión sobre la Tesorería helena. La posibilidad de que transfiera todo el papel soberano griego al Fondo de Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) gana enteros, según Financial Times.

El escollo principal sería una interpretación rigorista del tratado que rige en funcionamiento del BCE y que prohibe que la entidad financie directamente a los Estados. Preguntado al respecto, Draghi ha respondido: "El FEEF es como los Estados y dar dinero a los Estados es una financiación prohibida por el tratado. Asumir quitas también se considera una financiación encubierta".

Pero ya al final de la rueda de prensa, en su última intervención y sin que mediara pregunta alguna, Mario Draghi ha puntualizado: "Si el BCE reparte beneficios entre sus socios... eso no está vetado".