El resultado sube un 3,2%, hasta 963 millones.

Mapfre ganará más fuera que en España en 2012

Mapfre logró en 2011 un beneficio de 963 millones, un 3,2% más. La firma aprovecha su diversificación para capear la crisis. Sus responsables predicen que en breve logrará la mitad de las ganancias en el extranjero.

Mapfre presentó ayer unos resultados con sabor a despedida. José Manuel Martínez expuso sus últimas cuentas como responsable de la mayor aseguradora de España y sobre la mesa dejó a Antonio Huertas, su sucesor en la presidencia del grupo, un beneficio de 963 millones de euros. Un 3,2% más que un año atrás. La aseguradora se mantuvo estable en Bolsa en una sesión en la que el Ibex tampoco varió mucho.

La receta de Mapfre para aguantar la crisis económica y financiera se mantiene: diversificación internacional y de negocio, y concentración en las actividades aseguradoras.

En 2011, destacó la marcha del negocio exterior. Su aportación a resultados creció un 50% en términos brutos, hasta los 661 millones, espoleada por Mapfre América (+77,4%). Esta división ha dado un salto cualitativo gracias a la consolidación en el perímetro a mediados de año de la alianza con Banco do Brasil. La división de negocios globales aporta otros 187 millones de resultado, un 20% menos.

MAPFRE 2,71 -0,84%

Actualmente, Mapfre cosecha un 62% de sus primas y un 45% de su beneficio en el extranjero. El propio Antonio Huertas admitió que "es obvio que en el futuro inmediato más de la mitad del beneficio vendrá del exterior dada la dimensión y el crecimiento de los negocios de Mapfre fuera de España".

En casa, la aseguradora gana 924 millones, un 3% menos que un año atrás. En 2011, Mapfre logró ganar cuota en autos a pesar de la caída de las ventas de coches. También puso en marcha Verti, su filial de venta directa. El seguro de empresas aún lidia con una menor actividad económica, mientras que en el ramo de vida el grupo aprovecha la consolidación de las operaciones de Catalunya Caixa y la buena marcha del segmento de vida ahorro.

Mapfre mantiene el pay-out al accionista en torno al 47%. Pagará 15 céntimos por acción con cargo al resultado de 2011.

Compromiso con la deuda nacional

Las aseguradoras apuestan por inversiones libres de riesgo. Tradicionalmente, estas eran identificadas con los bonos soberanos. Pero las dudas sobre las emisiones de la periferia de la eurozona han puesto todo patas arriba. Con todo, Mapfre mantiene su apuesta y reafirma su compromiso con la deuda española. "Somos una aseguradora española que tiene los compromisos con los asegurados respaldados con renta fija española", reflexionaba ayer Esteban Tejera, consejero director general de la multinacional. Y sentenciaba, "si inversores institucionales como nosotros no invertimos en deuda pública, ¿quién lo va a hacer?".

Mapfre tenía al cierre de 2011 activos por 37.951 millones. De este importe, un 77% estaba destinado a renta fija gubernamental y corporativa. El grupo tenía 8.430 millones de bonos españoles, 719 millones italianos, 370 millones portugueses, 413 irlandeses y 252 millones de Grecia. Mapfre tiene dotados los títulos helenos al 50% y dispone de dotaciones genéricas para cubrir otro 20% extra.