Se unirían a la huela del metro y de los autobuses

Los taxistas amenazan con colapsar Barcelona durante el Movile Word Congress

De consumarse la amenaza de huelga por parte de los taxistas, una acción de la que se desmarca el STAC (Sindicato del Taxi de Cataluña), Barcelona corre el riesgo de colapsarse, puesto que los trabajadores de metro y autobuses de Barcelona han aprobado ir a la huelga también esos días.

La mayoría de las asociaciones del taxi de Barcelona han anunciado hoy que, si no sellan un pacto con el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, sobre la reconversión del sector, también harán huelga durante la semana del congreso mundial de móviles, que se celebra del 27 de febrero al 1 de marzo.

El portavoz de la Coordinadora Metropolitana del Taxi de Barcelona, Josep Maria Goñi, ha asegurado que pretenden "dejar Barcelona sin taxis" y también sin servicio el aeropuerto de Barcelona, aunque ha matizado que sí se cubrirán servicios en la periferia de la ciudad.

Por este motivo, en un comunicado, estas entidades, que aseguran representar al 80% de los delegados del sector del taxi en el Consejo del Taxi de Barcelona, evitan usar la palabra huelga y anuncian "movilizaciones" coincidiendo con el congreso de móviles.

Suscriben esta decisión el Sindicato de Taxistas Autónomos de Barcelona (STAB), la Federación Catalana del Taxi (FCT), la Asociación Barcelonesa de Empresarios y Autopatronos Taxistas (ABEAT), la Asociación Catalana de Empresarios del Taxi (ACET) así como otra veintena de asociaciones del gremio.

Goñi ha explicado que el sector cree que en Barcelona sobran 3.000 licencias de taxi y que está "indignado" por el problema que suponen los taxistas 'piratas', contra los que considera que la administración no está actuando con contundencia.

Por ello, estas entidades reclaman "con urgencia" una reunión con el gobierno catalán, con el Ayuntamiento de Barcelona y con el Instituto Metropolitano del Taxi para llegar a un acuerdo sobre la reconversión del taxi.