Cierre de la Bolsa

Obsesionado con el acuerdo griego

Mercado totalmente obsesionado hasta la nausea, por el famoso acuerdo griego, que posiblemente sea otra tomadura de pelo a la griega. Esta mañana que sí, luego que no se sabe, y así todos los días.

Yo de verdad que no sé que esperamos del acuerdo dichoso ¿pero qué acuerdo ni que chorizos de cantimpalo en un país absolutamente roto y hundido que no puede pagar ni el 10% de su deuda? Pero el mercado ahí sigue. Todos los días el temita. Hoy si que si nos decían, y así llevamos desde que fundaron la Sierra de Guadarrama. Pues nada. Supongo que mañana subiremos, porque mañana si que si. La verdad es que es un chollo, hemos descontado 60 veces el acuerdo. Si tardan dos años en tomar el acuerdo igual dobla su valor la bolsa. Me empieza a dar miedo, y ya lo digo en serio cuando se tome de verdad, si es que se toma, porque a ver si va a ser aquello de compra con el rumor y vende con la noticia...

Esta mañana subíamos porque hoy si que si, al final perdíamos casi todo lo ganado, porque hoy no. Vuelva usted mañana.

Mientras, por delante de las narices del mercado, obsesionado con Grecia y anestesiado por la lluvia de liquidez para los bancos, cosas, como que Francia espera crecimiento cero, Italia crecimiento fuertemente negativo, Alemania ha dado el peor dato de exportaciones en varios años...

Desde el punto de vista positivo, en el día, está claro que el factor positivo número uno con mucha diferencia respecto al número dos, ayer, hoy y mañana, va a seguir siendo el mar de liquidez que ha dado a los bancos el BCE. Absolutamente vital. Para la bolsa este tema es el ser o no ser. Puede seguir subiendo y mucho siempre que le mantengan el mar de liquidez, y ayer encima Bernanke, en su discurso ante los políticos, dejó la puerta abierta a más impresiones de dinero, muy poco impresionando por el manipulado y falseado dato de empleo en EEUU.

Importante además destacar que según expertos, si sacamos la media de 10 días de valores de EEUU que tocan máximos de 52 semanas, estamos en máximos desde mayo de 2010. Este es un dato muy importante. Ya saben que hemos explicado muchas veces, que está estadísticamente demostrado desde 1.929, que cuando la bolsa se acerca a un techo siempre lo hace con muy pocos valores acompañando a los índices. Casi nunca toca un techo, siempre hablando, de un techo de largo plazo, no de corto plazo, con muchos valores acompañando a los índices en la subida. Por lo tanto a tener muy en cuenta.

Este mar de liquidez, ha conseguido por ejemplo descongelar determinados compartimentos del mercado de renta fija. En pocos días muchos bancos españoles han vuelto a emitir, y con éxito, cédulas hipotecarias, el BBVA lanza una emisión especial de deuda senior, el estado parece planea emitir una emisión sindicada....

Los bancos portugueses, hoy por ejemplo, tienen un subidón tremendo. Dicen que por que están consiguiendo sanear balances, otros dicen que cierre de cortos, pero la subida es muy fuerte, y seguramente el océano de liquidez también tiene mucho que ver con eso.

Lo malo es que siempre hablamos sólo de bancos cuando hablamos de los beneficios del plan de liquidez. Mientras, la economía real sigue muy mal.

Ojo hoy a los comentarios del banco central de Francia, dejando claro que esperan crecimiento cero, en el primer trimestre, o al duro dato de exportaciones alemanas de diciembre que bajan al peor nivel en 3 años. Y este es el maná de Alemania. Y mientras en España... el paro... sigue y sigue...

Ya saben que desde hace mucho defiendo la tesis de varios economistas según la cual algunos creemos que la salida del euro fue un disparate macro, que por su estructura condenaba a la crisis futura a determinados países. Y además creo que si se vuelve a hacer lo mismo con otro grupo de países volverá a suceder lo mismo, sea el país que sea, y por muy superior que sea su cultura financiera.

Precisamente hoy los medios de comunicación comentan en algunos titulares algo así como "El nuevo gobernador del banco central suizo una especie de Nostradamus"

Y con razón... porque en 1.994 cuando Thomas Jordan leía su tesis doctoral, dejaba claro que Portugal, Grecia, España, Italia, etc. lo iban a pasar muy mal con la unión monetaria.

Comentaba que en una unión de este tipo, siempre los países con tipos más altos, y estructuras de deuda peores, ven cómo de repente los tipos bajan. Evidentemente fuera de su ciclo natural. Esto provoca un efecto inmediato, de incentivo tremendo para que los estados se lancen a endeudarse más aprovechando ese regalo envenenado de los tipos bajos, sin darse cuenta además que han perdido su autonomía para después regular esa deuda, mediante métodos típicos como creación de deflación, y demás.

Al final pelotazo de deudas, y cuando el país llega a un punto de no retorno, estrangula a su sistema financiero que está hasta las trancas de deuda pública. Exactamente lo que ha pasado.

Esto quiere decir, para empezar, que Thomas Jordan es un excelente economista por lo que Suiza tiene a un buen elemento en su banco central, y en segundo lugar que la creación del euro, pocos se dieron cuenta, que era un error económico tremendo, que había condenado automáticamente a esta crisis...