Exige al PNV que rectifique sobre la debilidad de las cuentas de Euskadi

El Gobierno vasco asegura que en 2011 sobrepasó el 1,3% de techo de déficit

El Gobierno vasco ha realizado esta mañana un streptease de las cuentas públicas tras las declaraciones del presidente del PNV, Iñigo Urkullu, quien aseguró el viernes pasado que había un riesgo "de quiebra inminente" en la economía gestionada por el Ejecutivo de Vitoria

Carlos Aguirre, responsable de Economía y Hacienda del Gabinete presidido por Patxi López, ha asegurado este mediodía en Vitoria que a 31 de enero el Gobierno tenía en caja 627,7 millones y calificó la situación de "normal" la situación de la tesorería. Aguirre ha añadido que el déficit definitivo de Euskadi en 2011 "seguro" que sobrepasará el 1,3% previsto a falta del cierre de la contabilidad.

Las cuentas de 2011, según Aguirre, reflejarán una caída de 1.000 respecto de los previsto inicialmente que se verá compensado en parte por un ahorro de 600 millones. Para el primer semestre de este año, el consejero de Economía y Hacienda ha señalado que las cuentas muestran una situación positiva. Así ha desgranado el capítulo de ingresos donde se apuntan los 276 millones de una colocación de deuda recientemente realizada, otros 440 de la primera emisión de deuda de este año y 4.250 millones de aportaciones de las diputaciones forales para sumar 6.120 millones. Estas partidas le permitirán contar con saldo de tesorería acumulado de 1.160 millones. Frente a estos ingresos espera cerrar junio con unos gastos de 5.000 millones.

Tras desglosar las cuentas, Carlos Aguirre ha pedido al PNV una rectificación pública y ha acusado a Iñigo Urkullu de "lanzar un torpedo en la línea de flotación de las finanzas vascas".