Cita en Venecia

Millonarios enmascarados

Il Ballo del Doge reúne en Venecia bajo el anonimato a realeza, empresarios, banqueros y artistas.

Una vez al año, políticos, millonarios, realeza, la vieja aristocracia y reconocidos artistas tienen una cita en Venecia. El lugar es público, pero su participación es anónima, bajo una máscara de carnaval.

Il Ballo del Doge (el baile del duque, en italiano) congrega cada año a una élite mundial en el Palazzo Pisani Moretta para celebrar el baile de máscaras más exclusivo. El secreto de su asistencia queda guardado tras el disfraz. Aunque ciertos asistentes sí han desvelado en la prensa que han acudido a esta fiesta en alguna ocasión, como los sultanes de Omán, la princesa de Malasia, la diseñadora Vivienne Westwood, el príncipe Henrik -rey consorte de Dinamarca- o el cantante Peter Gabriel.

En la planta más alta del palacio se servirá una cena para los que hayan pagado 1.700 euros por la velada (entradas en Ilballodeldoge.com), en la que abundan potentados rusos y árabes, y donde no pueden acceder los que no hayan pagado la entrada vip.

"Nunca me hubiese imaginado que este evento, con el tiempo, se transformase en el baile de carnaval más frecuentado por la alta sociedad internacional. Con el correr de los años han participado muchas personalidades importantes del mundo económico, político, artístico y académico. Banqueros, políticos, actores e incluso soberanos que me piden una prueba de amistad para preservar su anonimato", cuenta Antonia Sautter, creadora de Il Ballo del Doge, que se celebra desde 1994.

¿Pero qué buscan en esta fiesta todos esos personajes? No solo es un baile de máscaras, sino que además de una cena, durante toda la noche numerosos artistas van actuando entre los invitados en las tres plantas del palacio, situado en el gran canal y construido en el siglo XV, de ventanas góticas y decoración barroca. Llegar en barca y vestido de época, celebrando la tradicional fiesta de la Serenísima veneciana, ya transmite una magia especial.

El evento en sí es parecido a un Circo del Sol en un ambiente que traslada al esplendor del reino veneciano, cuando el gran duque dominaba la ciudad. La celebración en esta atractiva ciudad, con los carnavales históricos más famosos del mundo junto a los de Río de Janeiro, ya suponen un atractivo.

En esta ocasión, la fiesta se celebra el sábado 18 de febrero, dedicada a las reinas del pasado, como Catalina de Rusia, Cleopatra, Salomé o María Antonieta. La velada, para quien haya pagado la entrada más cara, comenzará a las 20.30 horas en la cena amenizada con espectáculos. Media hora más tarde llegarán los invitados que hayan pagado 1.400 euros, quienes ocuparán el segundo piso y disfrutarán de un cóctel.

Actuarán músicos, bandas de música, trapecistas, cantantes de ópera, polichinelas o malabaristas que llegan desde cualquier parte del mundo. En la planta a pie de calle se celebra la fiesta más moderna, con barra de bar, justo después de que acabe la cena y a un precio de 600 euros para ingresar en el selecto club.

Como en 'Eyes wide shut'

Los disfraces que visten los invitados están confeccionados en el atelier de Antonia Sautter, un pequeño taller tras la plaza de San Marcos que guarda 1.200 trajes de época. La maison Sautter es como un museo, donde se puede admirar el trabajo artesanal de las modistas.

Esta diseñadora cuenta que aprendió de la tradición familiar y desde pequeña cosió sus propias invenciones. Los invitados al baile necesitarán uno de estos trajes, con un precio de alquiler entre 200 y 1.200 euros. También deberán llevar consigo una de las máscaras de fantasía, fabricadas en cuero o cartón piedra, con bordados y plumas.

Sautter diseñó trajes de época para la película Vivaldi, un príncipe en Venecia, y Stanley Kubrick le encargó las máscaras de su film Eyes wide shut, donde Tom Cruise se colaba en un orgiástico baile de una sociedad secreta, rica y poderosa.

Pistas

Casino Burlesque: otra fiesta, inspirada en el burlesque y organizada por el Casino de Venecia (Casinovenezia.it). Se celebra el 11 de febrero en el palacio Cà Vendramin Calergi.

Hotel Danieli: establecimiento de cinco estrellas gran lujo, ocupa un palacio del siglo XIV.

Hotel Luna Baglioni: del siglo XII, con un amplio atrio que cuenta con vistas a la isla de San Giorgio y al Gran Canal. Situado a 10 metros de la plaza de San Marcos.

Restaurante Sangal: cerca de la plaza de San Marcos, ofrece un menú contemporáneo por 95 euros y otro tradicional-veneciano por 75.

Vuelos: Iberia tiene vuelos directos a diario desde Madrid todos los días. Desde 165 euros (www.iberia.com),