Reclaman que la reforma laboral fije un contrato único

¿Un salario mínimo inferior para jóvenes?

Expertos universitarios piden reducir los costes para los que buscan su primer empleo

Si el desempleo por sí mismo ya supone el principal problema de España, el paro juvenil representa un "drama". Así lo defendió ayer la asociación del Círculo Cívico de Opinión, que presentó una serie de medidas para mitigar ese lastre. Entre sus propuestas, destaca la recomendación de fijar un salario mínimo interprofesional -actualmente en 641,40 euros anuales- inferior para los jóvenes. Ello, defienden, incentivaría la contratación del grupo de población más afectado por el desempleo. "Ya se hace en distintos países de la Unión Europea", apuntó el catedrático de Sociología Rodolfo Gutiérrez que presentó la propuesta de esta joven organización de la que fue socio fundador el actual ministro de Cultura, José Ignacio Wert, que no participó en la elaboración de este documento.

La organización recuerda que el 63% de los adolescentes entre 16 y 19 años y del 43% de los jóvenes de 20 a 24 años se encuentran en situación de desempleo. Además de fijar distintos salarios mínimos en función de la edad, Círculo Cívico aconseja que los convenios colectivos también establezcan niveles diferenciados para los más jóvenes. En cualquier caso, el presidente de la asociación, José Luis García Delgado, señaló la conveniencia de reducir costes laborales no solo a través de las reducciones de sueldo sino también con rebajas en las cotizaciones sociales.

Rotación

La organización, en la que colaboran grandes empresas como Banco Santander, BBVA, La Caixa, Iberdrola, Repsol o Telefónica, destaca que "la rotación entre empleo y desempleo es extraordinariamente alta hasta el punto de convertirse en una pauta predominante en el empleo juvenil". Ello se debe, en su opinión, a la dualidad del mercado de trabajo entre contratos fijos y temporales, que provoca que muchas empresas opten por despedir antes que convertir en indefinidos a sus empleados en situación de precariedad.

Como la mayoría de expertos laborales, Círculo Cívico de Opinión apuesta por un "contrato único de duración indeterminada" que vincule el coste de despido a la antigüedad del empleado. En este sentido, responsabilizan a la pluralidad de contratos de la elevada precariedad laboral.

Por otra parte, reclamaron que la futura reforma del mercado de trabajo, que el Consejo de Ministros aprobará previsiblemente el próximo viernes, establezca mejores conexiones entre el periodo formativo y la iniciación en el mercado laboral. "Hay que avanzar decididamente hacia el modelo dual, con alternancia de la educación en la escuela y del aprendizaje remunerado en las empresas", señalan con la voluntad de que España se acerque en este punto al llamado "modelo germánico".

Además, reclaman fomentar la cultura empresarial para que los jóvenes tengan iniciativa e incentivos para fundar sus propios negocios. Así, proponen suprimir trabas burocráticas y "facilitar la apertura de negocios con inspecciones" a posteriori. Ello supondría extender un modelo ya aprobado en la Comunidad de Madrid, que permite que los emprendedores puedan abrir un negocio con una licencia provisional

Monti tacha de monótono el trabajo fijo

El Gobierno italiano, como el español, también prepara una reforma laboral y ayer su primer ministro, Mario Monti, aseguró que tener un trabajo fijo es "monótono". Y advirtió a los jóvenes que deben "acostumbrarse" a cambiar de empleo y "aceptar desafíos". Monti, que antes de suceder a Silvio Berlusconi fue asesor de empresas como Goldman Sachs o Coca-Cola, aseguró que Italia aprobará en breve una reforma laboral con o sin el acuerdo de los agentes sociales.

En este sentido, aseguró que no existen líneas rojas, lo que implica la posibilidad de revisar el artículo 18 del estatuto de los trabajadores, que prohíbe el despido sin causa justificada y que obliga a las empresa a readmitir al empleado que haya sido despedido sin un motivo válido. "El artículo 18 no es un tabú pero puede ser perjudicial para el crecimiento de Italia y para el trabajo de los jóvenes en algunos contextos", señaló el tecnócrata Monti. Las palabras del primer ministro fueron celebradas por parte de las organizaciones empresariales. El Ejecutivo emplazó ayer a sindicatos y patronal a alcanzar un pacto en un plazo máximo de un mes. Si no hay acuerdo, el Gobierno tomará la iniciativa y aprobará la reforma laboral.