Fuerte entrada del capital chino en el sector eléctrico portugués

Portugal ha anunciado la venta de un 40% de la empresa responsable de su red eléctrica y de gas, REN, a las sociedades estatales State Grid, de China, y Oman Oil Company, del sultanato de Omán, que pagarán en total 592 millones de euros.

State Grid se hará con un 25% del capital de las Redes Energéticas Nacionales lusas (REN) por 387 millones de euros, mientras la empresa de Omán, comprará el 15%, por 205 millones de euros.

La decisión, que deja fuera una tercera oferta del fondo canadiense Brookfield Asset Management, ha sido anunciada por el Consejo de Ministros luso dentro de la política de privatizaciones exigida por el programa de ayuda financiera internacional a Portugal.

El Estado luso, que tiene directa o indirectamente el 51,1% de las acciones de REN, se quedará ahora solo con el 11,1% de su capital.

La secretaria de Estado del Tesoro, María Luís Albuquerque, ha expresado la satisfacción del Gobierno por la operación y ha destacado la importancia de que las compañías seleccionadas tengan "origen geográfico muy distinto", que combina un perfil inversor y otro estratégico en el sector de la energía.

Según Albuquerque, State Grid pagará 2,90 euros por acción, que representa un valor global de 387,15 millones de euros, mientras Oman Oil pagará 2,56 euros por título, equivalentes a 205,06 millones.

En total, el Estado luso recibirá 592 millones que suponen un premio promedio del 33% (unos 150 millones de euros) en relación a la cotización en Bolsa de REN de diciembre pasado, antes de las propuestas, ha asegurado la secretaria de Estado.

Media hora antes del cierre del parqué lisboeta, la transportadora energética se revalorizaba hoy el 1,16% y cotizaba a 2,10 euros por acción.

Albuquerque aclaraba que la diferencia de precios por acción, entre las dos empresas compradoras, se debe a la mayor presencia de la china en los órganos administrativos de REN.

En el caso de State Grid, ha dicho, la operación está además asociada a una línea de financiación a favor de REN por mil millones de euros que concederá el China Development Bank.

En el caso de Oman Oil la adquisición se encuadra en una inversión estratégica de carácter más financiero, ha agregado.

La secretaria de Estado prevé que en abril esté concluido el proceso de compra y ha calificado la operación de "voto de confianza" a la economía portuguesa, que sufre una grave crisis económica y el acoso de los mercados de deuda.

Redes Energéticas Nacionales (REN), está participada, entre otras firmas, por su similar Red Eléctrica Española (REE), con un 5%; Energías de Portugal (EDP), con otro 5%; el grupo luso de manufactura industrial Logoplaste, con el 8,4%; y el holding portugués Gestmin, con 5,7%.

El pasado 22 de diciembre Portugal decidió también vender a otra empresa estatal china, Three Gorges, su participación del 21,35 por ciento en la mayor eléctrica lusa, EDP (Energías de Portugal), que opera además en España, Brasil y EEUU.

La venta de EDP supondrá para las arcas del Estado luso 2.693 millones de euros pero, según las autoridades portuguesas está asociada a inversiones chinas en Portugal que supondrán en total 8.000 millones de euros.

Ambas ventas responden a las exigencias del programa del rescate financiero que concedieron a Portugal en mayo la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI), por 78.000 millones de euros.