El año pasado se aprobó convenio de acreedores de la constructora

El juez declara fortuito el concurso de Begar

El juez exonera de toda responsabilidad en el concurso de la compañía al consejo de administración, presidido por José Luis Ulibarri.

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Valladolid ha declarado "fortuito" el concurso de acreedores en que se declaró Begar en junio de 2009, lo que supone exonerar al consejo de administración de la constructora de toda responsabilidad ante este proceso, según informó la empresa.

En su auto, el juez señala que los informes emitidos, a petición del Juzgado, por la administración concursal de la empresa y por el Ministerio Fiscal coinciden en calificar el concurso como de fortuito.

Begar supera así el último trámite derivado del proceso concursal del que logró emerger el 11 de octubre de 2011, cuando este mismo Juzgado Mercantil aprobó su convenio de acreedores.

En virtud de este convenio, la constructora se compromete a pagar el 45% de sus 261 millones de euros de deuda, sin intereses, en un plazo de cinco años para aquellos acreedores calificados como ordinarios.

El documento visado por el juez establecía el pago del 10% del pasivo durante los tres primeros años, un 20% el cuarto año y el 50% restante el quinto año.

El juez dio el visto bueno al convenio toda vez que en septiembre quedó acreditada la adhesión al mismo de acreedores que suman el 54,5% de la deuda, superando así el límite del 50% establecido en la Ley Concursal para que un pacto de pago de deuda prospere.