Pagará el 68% del precio al que vendió las participaciones

Ibercaja recompra preferentes para reforzar su capital

Ibercaja Banco ha lanzado una oferta para recomprar hasta 73,6 millones de euros en participaciones preferentes. Ofrece el 68% del precio de colocación y las plusvalías le servirán para reforzar su capital.

Amando Franco y José Luis Aguirre, en la rueda de prensa previa a la Convención de Directivos de Ibercaja
Amando Franco y José Luis Aguirre, en la rueda de prensa previa a la Convención de Directivos de Ibercaja

Las cajas de ahorros también se proponen sacar partido de las participaciones preferentes que tienen en circulación. Ibercaja ha sido la primera en disparar con una oferta de recompra de una emisión que lanzó en octubre de 2006. Ofrece el 68% del precio al que las vendió, lo que para los inversores implicaría asumir unas minusvalías del 32%.

El objetivo de la entidad "es reforzar la calidad y eficiencia de su capital", según ha explicado a la CNMV. Precisamente, las minusvalías que registrarán los tenedores de esta deuda que acudan al canje serán plusvalías para la caja. Si todo el capital en circulación de estas preferentes accede a la propuesta, Ibercaja obtendría unos 23,6 millones de euros de plusvalías que podría destinar íntegramente a reforzar sus fondos propios.

La emisión de preferentes de Ibercaja ascendió a 150 millones de euros, el valor de cada participación fue de 50.000 euros, de manera que los inversores no fueron minoritarios, como en las colocaciones de 2009. Las participaciones cotizaban ayer al 66,1% del nominal, según AIAF, el mercado español de renta fija privada.

El importe en circulación de las preferentes se sitúa en 73,6 millones, puesto que Ibercaja ya ha recomprado los 76,4 millones restantes al mismo precio que ofrece ahora, según ha informado al organismo supervisor.

Las preferentes de Ibercaja pagan el euribor a tres meses, actualmente en el 1,125%, más un diferencial de 113 puntos básicos, según el folleto de emisión. Eso sí, si a partir de 2016 la caja no amortiza la emisión -y para hacer esto debería pagar el 100% del nominal- tendrá que mejorar el diferencial hasta los 213 puntos básicos.

BBVA, Santander, Sabadell y La Caixa han planteado canjes de preferentes por acciones o por bonos obligatoriamente convertibles con el objetivo de reforzar sus balances. Banca Cívica y Bankia también estudian esta posibilidad.

Las preferentes no computan como recursos propias de primera categoría core Tier 1, según los criterios de la Autoridad Europea Bancaria (ABE). El problema de las entidades no cotizadas es que no tienen acciones por las que canjear las preferentes, de forma que su fórmula para mejorar el capital es recomprarlas por debajo del nominal.