Cambio de tendencia para 2012 en adjudicados

El 28,6% de los créditos a promotores son dudosos, cubiertos al 33%

El crecimiento de los impagos y la reducción de la financiación a promotores han disparado la ratio de mora de los empresarios inmobiliarios. La ratio de dudosos avanza a marchas forzadas y se sitúa en el 28,6%. La financiación al sector mengua en un año un 15%, hasta los 23.000 millones de euros. Santander, con 8.552 millones de euros en activos adjudicados, confía en que en 2012 descienda este saldo por primera vez desde el inicio de la crisis.

Santander reduce su exposición a los promotores a marchas forzadas. La entidad tenía otorgados 23.000 millones de euros a estos empresarios el pasado año. En 2010, eran 27.000 millones y un año antes, 31.000 millones. En apenas dos ejercicios, el crédito vinculado al ladrillo ha bajado un 26%.

El volumen de créditos morosos a promotores asciende a 6.722 millones de euros, con una cobertura que ha pasado en el año del 29% al 33%. Y los créditos subestandard, en riesgo pero al corriente de pago, suman 3.916 millones, con una cobertura del 16%.

El desapalancamiento obedece al sensible deterioro de esa cartera crediticia. Los promotores presentaban una ratio de dudosidad del 11,1% en 2009, que llegó al 17% en 2010 y, el pasado año, cerró en el 28,6%.

Santander mantiene un volumen de activos adjudicados de 8.552 millones de euros, que han quedado cubiertos con provisiones al 50% después del esfuerzo en saneamientos con cargo a resultados y extraordinarios. Y según ha explicado el director financiero José Antonio Álvarez en la presentación a analistas, la previsión del banco es que este saldo en 2012 descienda por primera vez desde la crisis. "Vemos un cambio de tendencia", ha señalado.

La evolución de la morosidad a promotores contrasta con la morosidad de las hipotecas a particulares, que en 2011 cerró en el 2,7%. Es decir, en línea con los dos años previos. Los incidentes con préstamos otorgados a otros clientes (empresas no inmobiliarias y administraciones públicas) subieron, pero de manera moderada. En dos años la mora ha subido en 110 puntos básicos y cerró el pasado ejercicio en el 3,5%.

La mora global en España se situó en el 5,5% el pasado año, frente al 4,2% del ejercicio precedente. Por unidades de negocio, la tasa de impagados de Banesto es del 5,01% y la de Red Santander del 8,47%. El doble que la ratio de dudosos de todas las restantes unidades del grupo en todo el mundo, a excepción de Brasil (5,38%).

La cobertura de impagados de la Red Santander empeoró al pasar de un año para otro del 52% al 40%. En contraste, la de Banesto se mantiene estable en el 53%

Los márgenes de Red Santander evolucionaron positivamente. El margen de intereses subió un 3%, el bruto otro 2,4% y el neto un 5,7%. La marcha de Banesto no fue, en cambio, positiva. Su margen de intereses bajo un 11,1%, el bruto otro 12,1% y el neto un 19,2%.

Las dotaciones fueron el principal lastre de los negocios del grupo en España. Red Santander incrementó sus provisiones ordinarias por deterioro de activos crediticios un 31,7% en 2011, hasta 1.437 millones. En Banesto, en cambio, se redujeron un 6,8%, hasta 661 millones.

La Red Santander aportó al grupo unas ganancias de 660 millones de euros, un 22,1% menos que un año atrás, y Banesto contribuyó con 130 millones de beneficio, un 69% menos por las provisiones voluntarias de 400 millones de euros ejecutadas en el cuarto trimestre del pasado año.

Tanto Red Santander como Banesto redujeron el crédito vivo a clientes. El primero lo disminuyó un 7,8% y la filial en otro 9%.

En 2011, el grupo realizó ajustes menores de sucursales y personal en España. La Red Santander clausuró solo 16 agencias y mantiene 2.915 abiertas. Banesto se desprendió de 48 locales y suma 1.714. La plantilla de Red Santander se redujo en 189 personas y el de Banesto en otras 194.