Mercado de móviles

Bruselas expedienta a Samsung en su guerra de patentes contra Apple

La Comisión Europea ha abierto hoy una investigación formal contra la compañía coreana Samsung para determinar si ha utilizado "de forma abusiva" algunas de sus patentes con el fin de "distorsionar la competencia en el mercado europeo de dispositivos móviles" en su guerra contra el gigante informático estadounidense Apple.

El iPad de Apple y la Galaxy de Samsung, frente a frente.
El iPad de Apple y la Galaxy de Samsung, frente a frente.

De confirmase estas sospechas, el Ejecutivo comunitario podría imponer a Samsung una fuerte multa, puesto que este comportamiento vulneraría las normas comunitarias de defensa de la competencia. La apertura del expediente significa que Bruselas examinará el caso de forma prioritaria, pero no prejuzga el resultado, según ha aclarado la Comisión en un comunicado.

En 2011, Samsung reclamó medidas cautelares en varios Estados miembros para paralizar la venta de dispositivos móviles de empresas rivales alegando violaciones de algunas de sus patentes declaradas esenciales para aplicar los estándares europeos de telefonía móvil.

Bruselas investigará en particular si, con esta actuación, Samsung ha incumplido el "compromiso irrevocable" que asumió en 1998 ante el Instituto Europeo de Estándares de Telecomunicaciones (ETSI). La empresa coreana garantizó que concedería licencias en condiciones justas, razonables y no discriminatorias para el uso de cualquier patente esencial relacionada con los estándares europeos de telefonía móvil.

La CE examinará si este comportamiento constituye un abuso de posición dominante en el mercado, sancionado por la normativa comunitaria sobre competencia. El Ejecutivo comunitario ya ha informado a Samsung y a las autoridades de competencia de los Estados miembros de la apertura del procedimiento.

Las normas sobre acuerdos de estandarización, incluyendo los firmados con el ETSI, obligan a los propietarios de las patentes consideradas esenciales para la aplicación de un estándar a conceder licencias de forma no discriminatoria.

Estos compromisos están destinados a "garantizar un acceso efectivo a la tecnología estandarizada", y fueron acordados por numerosos propietarios de patentes, incluyendo a Samsung, cuando los estándares sobre móviles de tercera generación (3G) y sistemas de telecomunicaciones inalámbricos fueron implantados en Europa.

Samsung y Apple mantienen desde hace meses una guerra de patentes con demandas en distintos países como Estados Unidos, Australia, Japón, Corea del Sur, Holanda, Francia e Italia.